08/04/08. La Paz. Descartan estado de sitio. La Iglesia Católica y un grupo de países amigos intentan propiciar el diálogo entre el oficialismo y la oposición El presidente de Bolivia, Evo Morales, descartó que piense militarizar la región de Santa Cruz o decretar un estado de sitio para frenar el referéndum autonómico, programado para el 4 de mayo. “No se me ha pasado por la cabeza tomar medidas como ésas. Toda salida debe ser negociada, para solucionar las demandas históricas de los movimientos sociales. Mientras no haya igualdad social es imposible evitar problemas y todos deberíamos pensar en estos cambios para que haya justicia”, afirmó el mandatario boliviano desde el Palacio de Gobierno de La Paz. En Bolivia concurren dos procesos que parecen irreconciliables: la refundación constitucional que propone Morales y el proyecto autonomista de varias regiones opositoras, lideradas por Santa Cruz. Los líderes cruceños, encabezados por el prefecto Rubén Costas, organizan el referéndum por las autonomías, a pesar de que fue desautorizado por el Gobierno, el Congreso y la Corte Nacional Electoral. La Iglesia Católica tenía previsto reunirse anoche en la ciudad de Cochabamba con cinco prefectos opositores, en un desesperado intento por crear espacios de diálogo para superar la crisis. El encuentro estaba convocado entre los obispos y los prefectos Costas; Ernesto Suárez, de Beni; Leopoldo Fernández, de Pando; Mario Cossío, de Tarija y Manfred Reyes Villa, de Cochabamba. “No será un diálogo para considerar la realización o no de nuestro referéndum sobre el estatuto autonómico, porque esta fiesta democrática no tiene vuelta de hoja. Sólo expondremos nuestra posición sobre la legalidad de este mecanismo y del fiel cumplimiento de las leyes”, anticipó Costas. Un grupo de países amigos, conformado por Brasil, Argentina y Colombia, confía en levantar puentes entre el oficialismo y la oposición. Fuente: El Nacional. Mundo/12

comparte