Caracas. Chávez aseguró que “va en serio” ley de retorno contra empresas europeas. El presidente de Bolivia agradeció el “modesto apoyo” financiero que da el gobierno de Hugo Chávez a las Fuerzas Armadas y comunidades indígenas de ese país. La retórica “antiimperialista” contra Estados Unidos y frases en lenguas indígenas dominaron en los actos que ayer celebraron los 197 años de la Declaración de la Independencia. No era para menos si el invitado de honor era el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien fue escogido como orador de orden en la sesión especial de la Asamblea Nacional. “Estoy sorprendido de tanto homenaje y por cantar cinco o seis veces el himno nacional. Muchas gracias por ese cariño y respeto”, dijo Morales cuando subió al podium del Parlamento, donde pronunció un discurso improvisado en el cual hizo un recuento de la organización política que lidera. “Este movimiento político nace de un sufrimiento”, aseguró el jefe del Estado boliviano. “Cuando hablo de este movimiento indígena me dicen que soy racista. Yo digo que no es racista, pese a semejante sometimiento y odio”. Morales agradeció al presidente Hugo Chávez “el apoyo muy modesto” que ha recibido de su gobierno y cuestionó a quienes critican ese financiamiento, que es motivo de una averiguación del Viceministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción de su país. “Esa solidaridad y cooperación llega a los sectores más abandonados, a las comunidades indígenas. Se maneja con transparencia y honestidad”, afirmó. El acto en el Parlamento concluyó con un saludo wayúu de la diputada Noemí Pocaterra, quien leyó el acuerdo en el cual la Asamblea Nacional se solidariza con la lucha de Morales. También Chávez agradeció su presencia en Venezuela y reiteró su amenaza de una ley de retorno de capitales europeos si la Unión Europea avanza con medidas para repatriar a inmigrantes latinoamericanos. “Aquí hay bancos y empresas europeas, pudieran irse, empresas petroleras. La cosa va en serio”, advirtió. Pasarela militar. También el desfile en el Paseo Los Próceres tuvo su toque característico: la narración del locutor recurrió a frases extraídas de los miles de discursos que durante nueve años ha pronunciado el presidente Hugo Chávez. Cada pensamiento del primer mandatario se mezcló con la música algo desafinada que interpretó la banda de instrumentos de metales de la Fuerza Armada Nacional. Fueron constantes los bis de Canción a Venezuela, paradójicamente compuesta por los españoles Pablo Herreros y José Luis Armenteros, y que popularizó la cantante Mirla Castellanos. La organización del desfile correspondió al general del Ejército Jesús del Valle Morao Gardona, comandante de la Guarnición del Ejército en Caracas, quien también hizo bis con “¡patria, socialismo o muerte!¡venceremos!”, frase que pasó de consigna de la Revolución Cubana a legado de la FAN. Quizás la reiteración se debió porque apenas hace cinco días el general del Ejército Ángel Vivas Perdomo acudió al Tribunal Supremo de Justicia para introducir un recurso de nulidad contra la referida frase. Tampoco faltó el grito caribe ¡Ana karina rote aunicon paparoto mantoro manto! – conveniente por la condición indígena del invitadopero requirió la respectiva traducción del narrador. “Sólo nosotros somos gente, aquí no hay cobardes, ni nadie se rinde, esta tierra es nuestra”, según se interpreta en el argot de la revolución bolivariana. Fuente: El Nacional. Nación/3 Andres Rojas Jiménez arojas@el-nacional.com

comparte