Fuente: El Carabobeño 

Ante la contundencia de las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fueron condenados a 2 años y 10 meses de prisión los sargentos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Carlos Luis García Carrasco, Edgardo José Mendoza Torres y Adelis Antonio González Alfaro, tras admitir haber solicitado un millón de bolívares en efectivo a un agricultor y sustraer dos escopetas caseras de su residencia.

El hecho ocurrió el pasado 27 de mayo cuando los funcionarios ingresaron ilegalmente a la vivienda de la víctima en Sanare, municipio Blanco del estado Lara.

En la audiencia preliminar, la fiscal 22º del estado Lara, Betzabeth Segovia, ratificó la acusación contra los tres militares por el delito de concusión, por lo que el Tribunal 6º de Control de la referida jurisdicción dictó la sentencia condenatoria para los GNB, cuya forma de cumplimiento será establecido por un tribunal de ejecución.

El 28 de mayo de este año, un agricultor denunció ante el Comando Rural Nº 129 de la GNB que los hoy condenados ingresaron sin una orden de allanamiento a su vivienda, donde tomaron dos escopetas caseras y una motocicleta que se llevaron hasta el puesto de control Gran Parada de la mencionada localidad.

Para devolver lo sustraído, los militares pidieron a la víctima la cantidad de un millón de bolívares y obtuvieron 430 mil bolívares en efectivo.

Al día siguiente se constituyó una comisión de funcionarios del aludido comando rural de la GNB, que se percató de que las dos escopetas, la moto y el dinero del denunciante estaban en la citada comisaría.

En consecuencia, los sargentos García, Mendoza y González fueron aprehendidos y quedaron a la orden del Ministerio Público.

 

comparte