El Ministerio Público acusó al director de Administración y Logística del Centro de Procesados Militares de Santa Ana de Táchira, primer teniente Juan Manuel Crispín Macías, y al sargento de primera del Ejército Nacional Bolivariano, Jhon Carlos Cuadros Ruiz, por su presunta responsabilidad en el tráfico de 45 panelas de marihuana que totalizaron 30 kilos con 440 gramos.

Fueron aprehendidos el pasado 1º de mayo cuando se desplazaban en un vehículo rústico por la autopista José Antonio Páez, entre Apartaderos (Portuguesa) y San Carlos (Cojedes).

Crédito Archivo Ministerio Público

Crédito Archivo Ministerio Público

Los fiscales 27ª nacional y 9º de esa jurisdicción, Yemina Marcano y Héctor Ramón Sevilla, respectivamente, acusaron a los militares por los delitos de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en la modalidad de transporte, asociación para delinquir y peculado de uso.

Estos tipos penales están tipificados en las leyes Orgánicas de Drogas, Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, y Contra la Corrupción.

En el escrito presentado ante el Tribunal 3º de Control de Cojedes, los representantes del Ministerio Público solicitaron la admisión de la acusación y el enjuiciamiento de Crispín Macías y Cuadros Ruíz. Asimismo, que se les mantenga la medida privativa de libertad; estos permanecen recluidos en la sede del Destacamento 321º de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en San Carlos.

Es oportuno recordar que durante la audiencia de presentación, la mencionada instancia judicial dictó la medida del bloqueo de las cuentas bancarias pertenecientes a los hombres; así como la prohibición de gravar y enajenar sus bienes muebles e inmuebles.

En horas de la mañana del referido día, los militares, acompañados por Jesús Alberto Márquez Suárez, se encontraban a bordo de una camioneta de uso oficial y se desplazaban por la citada arteria vial, a la altura del sector Apartaderos, cuando se volcaron a causa de la humedad en el pavimento.

Poco después, funcionarios de la GNB que se encontraban por el lugar advirtieron la situación y prestaron asistencia a los hombres. Sin embargo, descubrieron que llevaban ocultas 45 panelas de marihuana en el vehículo rústico.

De inmediato, los dos integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana resultaron detenidos y, posteriormente, fueron puestos a la orden del Ministerio Público.

Cabe recordar que Márquez Suárez murió tras el impacto que recibió durante el siniestro vehicular.

Fuente: La Patilla

comparte