Fuente: Efecto Cocuyo

“Impedir un proceso electoral es antidemocrático, es un atentado al corazón mismo de la democracia y de los derechos humanosEs un delito tratar de impedirlo”, dijo la presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, en una rueda de prensa desde la sede del poder electoral en horas del mediodía de este miércoles 12 de julio.

Para la rectora del CNE, alguien “puede estar en desacuerdo con un proceso electoralconvocado, o no participar, o opinar en contra… Pero lo que no puede es impedir un proceso electoral, como no se puede impedir el voto de los venezolanos“.

Lucena también informó que 150 mil funcionarios del Plan República tomarán los centros de votación el fin de semana anterior al proceso electoral para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

La titular del poder electoral explicó que en coordinación con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y con otras organizaciones, han trabajado para “garantizar los derechos políticos de los venezolanos y proteger los centros de votación con acciones específicas” tales como 1) la ampliación del perímetro de seguridad a 500 metros, desde el momento en que sean tomados hasta que sean dejados por los funcionarios del Plan República y 2) el desarrollo de un plan de contingencia para cerrar los “centros riesgosos”.

Los centros de votación que no permitan la realización del proceso electoral, advirtió Lucena, perderán su estatus como centro de votación y los electores serán reubicados en otros centros. “No permitiremos que ningún radicalismo violento lesione la oportunidad de expresarnos libremente”, afirmó.

Sobre el escenario que se espera para el próximo fin de semana, Lucena dijo que no habrá dos eventos, sino uno: el simulacro establecido por el CNE. “Lo otro es parte de una estrategia política… es una actividad de agitación política… Una encuesta, una actividad de agitación política es mejor que una guarimba”, dijo.

“El simulacro no estaba en el cronograma electoral porque no sabíamos si nos iba a dar chance de realizarlo”, reconoció la presidenta del CNE, quien acotó que en la actividad se instalarán 2 mil máquinas en los 335 municipios, y que entre 50 y 55 centros de votación en las capitales de estado tendrán la herradura completa.

Este proceso electoral convocado por el poder electoral, en el que podrán participar 19.477.387 electores, contará con 120.690 miembros de mesa, más de 47.300 técnicos, 1.600 juntas municipales, 4 mil trabajadores del CNE,  y 150 mil efectivos del Plan República.

“Estamos extremando nuestras medidas desde distintos puntos de vista para garantizar un proceso electoral transparente, confiable, auditable y seguro”, dijo Lucena respecto al proceso electoral en el que se elegirán, en el voto territorial, 364 constituyente, y en el voto sectorial, 173 constituyente, y por los pueblos y comunidades indígenas, 8 constituyentes.

Crédito Efecto Cocuyo

Crédito Efecto Cocuyo

comparte