30/03/08. Harare. La prensa oficial de Zimbabue auguraba una reelección por amplio margen del presidente Robert Mugabe en las elecciones que se celebran hoy, que sus adversarios consideran amañadas. Mientras tanto, las fuerzas de seguridad fueron puestas en máxima alerta, al término de una campaña que no conoció la violencia de las anteriores citas electorales, acotó AFP. Citando un sondeo efectuado por universitarios, el diario oficial The Herald aseguraba que Mugabe lograría la victoria en primera vuelta con 57% de los votos, muy por delante de sus dos principales rivales, el líder de la oposición Morgan Tsvangirai y el ex ministro de Finanzas Simba Makoni. Los observadores independientes contradicen esta encuesta oficial y dicen que Mugabe, de 84 años y en el poder desde la independencia de la antigua Rhodesia británica en 1980, tendrá que ir a la segunda vuelta tres semanas más tarde. Otros sondeos fueron publicados en las últimas semanas, pero su credibilidad es difícil de verificar, ya que muchos electores temen revelar sus preferencias. Según el oficial The Herald, Tsvangirai, líder del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), tendría 27% de los votos, y Makoni, antiguo lugarteniente de Mugabe ahora disidente, 14%. Los adversarios del presidente más anciano de África, que compite por un sexto mandato, expresaron sus reservas sobre el proceso electoral, aunque no pudieron hacerlo en los medios de comunicación oficiales. Las elecciones, en las que 5,9 millones de zimbabuenses están llamados a designar a su presidente, diputados, senadores y consejeros municipales, se desarrollan en un clima de marasmo económico. La inflación, la más elevada del mundo, asciende oficialmente a 100.580,2% anual, y el paro supera 80%. Mugabe culpa a las sanciones de Reino Unido y otras naciones occidentales por el colapso de la economía. Alerta y previsión El Gobierno ha prohibido a los observadores de la Unión Europea y de Estados Unidos asistir a las elecciones del sábado. Por su parte la Policía y el Ejército anunciaron que sus efectivos están en estado de alerta y recomendaron a los electores regresar a casa tan pronto depositen su voto, manifestó Efe. “Avisamos a la nación que todos los miembros de las Fuerzas de Defensa y de Seguridad de Zimbabue están en estado de alerta total a partir de ahora, hasta más allá del período electoral”, afirmó el jefe de la Policía, Augustine Chihuri. A su vez los jefes del Ejército y la policía aseguraron que no aceptarán una victoria de la oposición, avivando de esta manera las acusaciones según las cuales Mugabe usará su poder para manipular el resultado de las elecciones. El jefe de la policía Chihuri dijo que las fuerzas de seguridad no permitirán declaraciones de victoria antes de que se anuncien los resultados oficiales de los comicios nacionales.

comparte