Caracas. Documento vencido. Gabriel Culma Ortiz está solicitado por drogas. El Gobierno debe confirmar con Colombia la solicitud de detención. Funcionarios de la Guardia Nacional capturaron en el aeropuerto de San Carlos de Maroa al colombiano Gabriel Culma Ortiz, alias “Guillermo”, señalado como jefe de Finanzas y Fronteras de la Primera Cuadrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. La información sobre la aprehensión de Culma, de 38 años de edad, fue difundida el sábado por la prensa pero hasta ahora no había sido confirmada. La Policía Nacional colombiana verificó que el detenido se encuentra solicitado por tráfico de drogas. Fuentes castrenses informaron que los guardias emplazados en el aeropuerto sospecharon del hombre cuando presentó como única identificación la fotocopia a color de un registro de naturalización que había vencido en 2004. El documento estaba a su nombre. Culma regresaba de Puerto Ayacucho en un vuelo de una línea aérea regional. Al parecer, su residencia está ubicada en esa misma población. La Fiscalía Antinarcóticos de Colombia emitió una orden de captura en su contra. Culma pertenece a una cuadrilla de las FARC que domina el transporte de drogas a través de la frontera con el estado Amazonas. El grupo es liderado por alias “Hugo Malojo” y utiliza las mismas rutas que anteriormente recorría José María Corredor Ibague, alias “Boyaco Chepe”, otro miembro de la guerrilla que fue capturado en Venezuela en octubre de 2004. En mayo de este año los militares incautaron en esa zona una tonelada y media de marihuana. El alijo supuestamente pertenecía a la cuadrilla de Culma. El sábado, Culma Ortiz fue trasladado por la Guardia Nacional desde San Carlos de Río Negro hasta Caracas. Primero fue recluido en la sede del Comando Antidrogas, en Las Acacias, pero luego el Ejecutivo ordenó su traslado a la sede central de la Disip. El Gobierno se comunicó por vía consular con las autoridades colombianas para hacer los trámites del caso. Culma podría ser deportado mediante una medida administrativa, según la Ley de Extrajería y Migración. También podría ser procesado en Venezuela si se comprueba que estaba involucrado en actividades delictivas o pasar por un juicio de extradición en el Tribunal Supremo de Justicia. La última vez que se dictó una orden de extradición contra un supuesto miembro de las FARC fue en 2005, con Corredor Ibague. Sin embargo, el hombre se escapó de la Disip y posteriormente fue recapturado por el Ejército colombiano. Fuente: El Nacional. Sucesos/6 J.I.M

comparte