Coro. Efectivos del Comando Antidrogas de la Guardia Nacional y el Comando Regional 4 descubrieron un alijo de más de 1.200 kilos de cocaína que se encontraban enterrados en una zona desértica del municipio Buchivacoa, al oeste del estado Falcón, aproximadamente a 15 kilómetros de la población de Borojó. Las panelas de droga estaban cubiertas con papel film y escondidas en tres sitios distintos, alrededor de los cuales había cinco cambuches donde fueron hallados diversos tipos de envoltorio. El hecho hace presumir que se trata de un campamento donde el estupefaciente era empacado para su posterior envío fuera del país por vía aérea. El general Fredys Alonzo Carrión, comandante general de la GN, informó que en el lugar también fueron encontrados galones de gasolina, cartuchos de distintos tipos percutidos y sin percutir, así como dos asientos de avioneta y un sello en el que se leía la inscripción Bull Eyes con la imagen de una cabeza de animal. Indicó que fueron ubicados varios envases de alimentos hechos en México, lo cual hace suponer que el narcótico es propiedad de un cartel de ese país. Cerca del sitio hay una explanada que había sido usada como pista de aterrizaje. No hubo detenciones. Hoy está previsto hacer excavaciones, ya que se presume que hay más droga enterrada. No desaparecerá. Alonzo Carrión aseguró que la GN no desaparecerá con la entrada en vigencia de la Policía Nacional. “Seguimos trabajando como hasta ahora como una fuerza al servicio del pueblo. Dependemos del Ministerio de la Defensa y tenemos una ley orgánica que rige nuestras actividades y está vigente”. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 37. Caracas. 17/04/08

comparte