Fuente: Analítica.com

Esta semana la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en Anzoátegui anotó un duro golpe al tráfico de drogas, pues más de 300 kilos de cocaína fueron incautados tras hacer seguimiento a un camión procedente de Colombia.

Crédito Analítica.com

Crédito Analítica.com

En el procedimiento participaron funcionarios de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), quienes facilitaron la información a la GNB.

El procedimiento culminó el pasado jueves, según informó el mayor-general Sergio Rivero Marcano, comandante de la Región de Defensa Integral Oriental (REDI-Oriente), desde el puesto fijo de la GNB en Clarines, municipio Bruzual de la entidad anzoatiguense.

Rivero resaltó que se logró la detención de una persona, quien conducía un camión que escondía en sus tanques de gasolina 285 panelas de clorhidrato de cocaína. Además, luego de hacer las pruebas el cuerpo castrense confirmó que “la droga es de alta pureza y por un peso total de 326 kilos con 700 gramos”.

“Se hizo seguimiento al camión, cuyo cargamento ilegal se realizó en Colombia, y se vigiló su recorrido por el territorio a través de seguimiento electrónico de teléfonos. Finalmente, en Clarines se realizó la inspección del vehículo, determinando que en los tanques con doble fondo venía oculto el cargamento ilegal”, dijo.

La persona detenida y la droga incautada pasaron a manos del Ministerio Público, que ya se hizo cargo de la investigación correspondiente.

Sigue el operativo
La autoridades están ahora en proceso de allanamiento de los posibles lugares donde, se presume, se encuentran otros integrantes vinculados a este cargamento de narcotráfico colombiano.

“En este operativo los oficiales de la GNB demostraron la experticia y capacidad de los efectivos humanos y caninos en las labores de la lucha antidroga del Estado venezolano”, dijo el titular del REDI.

 

comparte