Miami. El empresario venezolano que involucró al presidente Hugo Chávez en el escándalo del maletín con $800 mil confiscado en Argentina, admitió ayer que espera recibir algún tipo de protección de las autoridades estadounidenses por miedo a represalias en su país. Moisés Maiónica, quien está acusado en el caso y declaró por tercer día consecutivo como testigo de la Fiscalía en el juicio de su compatriota Franklin Durán, dijo que había actuado en Miami como agente del Gobierno venezolano sin notificar a las autoridades; y reveló que selló un acuerdo con el gobierno de EEUU en el que se comprometió a cooperar para esclarecer el caso del maletín. “Mi testimonio pone en peligro mi vida. No puedo volver a mi país por temor a represalias”, afirmó. También abriga esperanzas de que a cambio de su colaboración le den una visa tipo S, concedida a quienes ayudan a las autoridades a investigar crímenes y actividades terroristas. Maiónica y Durán están acusados con Carlos Kauffmann y el uruguayo Rodolfo Wanseele de haberse asociado ilícitamente en EEUU para intentar ocultar el destino y el origen del maletín confiscado en agosto de 2007 en Buenos Aires. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 22. Caracas. 12/09/08 AP

comparte