Caracas. El ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, protestó ayer por la denuncia del ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, sobre la supuesta presencia en el país de uno de los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), Luciano Marín, alias “Iván Márquez”. Maduro dijo que las afirmaciones de Santos son “infames e insolentes” y que intentan ocultar “los problemas internos de Colombia”. “Queremos saber si es la posición oficial de su Gobierno, porque nosotros hemos hecho suficientes esfuerzos para superar los últimos acontecimientos y mejorar nuestra relación”, declaró al canal VTV. Santos señaló que en varias ocasiones Bogotá informó a Venezuela sobre la presencia de Márquez en el país, sin que obtuviera respuesta del Gobierno de Caracas. “El ministro Santos se alinea con la campaña mediática que el gobierno decadente de Estados Unidos mantiene contra el presidente” Chávez, dijo. Indicó que no es casualidad que los diarios The Wall Street Journal y El País de España hayan “arremetido otra vez contra Venezuela”, en un intento por desprestigiar a Chávez, alegando una supuesta vinculación del Gobierno con las Farc. Las denuncias de ambos medios están basadas en supuesta información obtenida del computador del ex jefe guerrillero Raúl Reyes, abatido por el Ejército de Colombia en Ecuador. El rotativo de Washington publicó el viernes que los “lazos entre el presidente Hugo Chávez y las Farc pueden ser más amplios y profundos de lo que se creía”, mientras que El País reveló ayer que “Chávez trató de armar a las Farc a través de Belarús”. Maduro adelantó que denunciará la campaña en la reunión de Unasur, en Brasil. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 68. Caracas. 11/05/08

comparte