La Fuerza Armada Nacional Bolivariana forma sus filas, invierte en armas y elabora los planes para enfrentar a sus enemigos externos e interno, Estados Unidos y los adversarios del gobierno, ante la creencia del alto mando político-militar de Miraflores de una eventual “guerra de cuarta generación, guerra no convencional y estrategia de Estado fallido”.

Crédito: Archivo EFE

Crédito: Archivo EFE

Con este argumento, el Ministerio de la Defensa y el Comando Estratégico Operacional de la FANB (Ceofanb) crearán las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). “Por instrucciones del Sr. presidente y comandante en jefe de la FANB, este es el año de las Fuerzas de Acciones Especiales”, afirmó el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, ante los miembros del Estado Mayor Superior Ampliado el 5 de febrero, en una reunión en Fuerte Tiuna.

La expresión de Padrino López fue recogida, posteriormente, en el documento Guía de planeamiento del comandante estratégico operacional de la FANB ante las amenazas contra la independencia, soberanía y la integridad del espacio geográfico de la República Bolivariana de Venezuela. La guía consta de 17 líneas dirigidas a toda la estructura militar, con “obligatorio cumplimiento”, instó el titular castrense, según el documento de 10 páginas.

Grupo de élite ideologizado. Los primeros antecedentes de un cuerpo de élite en Venezuela son la Fuerza de Operaciones Especiales Los Cazadores (ahora, Los Caribes) creada en 1963, y el Grupo de Acciones de Comando o Grupo de Acciones Especiales (GAE), que surgió el 4 de junio de 1985, para repeler terroristas y la guerrilla urbana y rural.

Raúl Salazar, ex ministro de la Defensa, considera innecesario crear otras FAES, pues existen la Escuela de Operaciones Especiales en Cumanacoa, un batallón en el Guri (Ejército), en el Ávila (GNB) y los de la Armada, que pueden movilizarse en caso de ser necesario. Sin embargo, entiende que la idea de Maduro y Padrino López responde a una razón política: “La estrategia es mantenerse en el poder y, para ello, crean instancias para intimidar o sustentar esa fantasía de que el imperio vendrá a invadir. A estas alturas, no es necesario un despliegue de tropas para entrar a un país, pues la tecnología permite obtener información, atacar con precisión cualquier lugar, así que no se necesitan grupos de infiltración”.

La FAES tiene sentido para el gobierno actual, según Salazar, ya que está integrada por francotiradores, expertos en inteligencia y hombres formados en adiestramiento de gran resistencia que usarían contra los “enemigos políticos”. “El Ministerio de la Defensa disminuyó la tropa en Fuerte Tiuna y en Caracas porque temen que podría sublevarse a escasos metros de Miraflores. Como están en los estados centrales, es posible detectar cualquier irregularidad. La salida de soldados de Caracas muestra el miedo del gobierno y por eso recurren a unidades especiales, arman a colectivos, aumentan la capacidad de la Milicia, que está integrada por militantes del PSUV, desarman a los ciudadanos, pero arman a la delincuencia”, afirmó el ex ministro. Eso explicaría la existencia de petroleros, maestros y campesinos como milicianos. “El fin es mantenerse en el poder; no la defensa nacional”, dijo.

La “guía” señala que la nueva formación militar de Venezuela se nutre en la “guerra popular prolongada” (ideada por Mao Zedong), “la conjunción de las fuerzas del pueblo” (planteada por Võ Nguyên Giáp, jefe del Ejército Popular de Vietnam) y “la lucha revolucionaria”, impulsada por Hugo Chávez.

Padrino López confirma estas directrices cuando en el documento expresa: “La guerra no convencional tiene como objetivo la mente del hombre; debilitar su capacidad y voluntad de lucha; debilitar al Estado y sus instituciones, entre ellas a la FANB. En la unión cívico-militar contamos con dos puntas de lanza: la GNB (Guardia del Pueblo) y la Milicia Bolivariana, que deben materializar el plan ordenado por el Sr. presidente con la mayor brevedad”.

En el punto 14, Padrino López ordena lo siguiente: “Desconcentrar todo el armamento y munición que sea posible, con el objeto de acercarlos a las unidades y al pueblo, especialmente a la Milicia Bolivariana que las requiere para elevar su apresto operacional. Usar a lo máximo las instalaciones de la FANB existentes”.

Con este fin y para resguardar el territorio, la FANB programó una serie de adiestramiento, ordenó revisar los planes de defensa a los comandantes de REDI, Codai y Colop ante las amenazas internas y externas y pidió hacer un cronograma de actividades. Uno de ellos, el Ejercicio Independencia, busca fortalecer el Sistema Defensivo Territorial para la Defensa Integral en el territorio, consejos comunales, comunas, parroquias, municipios y estados.

En el documento, el Ministerio de la Defensa propone canalizar el descontento social, pues creen que la protesta no será contra el gobierno. “La rebelión de masas frente a la amenaza de la oligarquía”, es la idea que, desde Miraflores, se trabaja en pro del pueblo.

Los responsables de la crisis serían el gobierno de Estados Unidos y la oposición venezolana. “Sus expresiones han sido el boicot de las corporaciones internacionales, el desabastecimiento, acaparamiento, especulación, contrabando de extracción, mercado negro de divisas; inseguridad (hampa común, crimen organizado, narcotráfico, paramilitarismo); corrupción y crisis de valores éticos y morales; operaciones psicológicas (internas y externas) para el debilitamiento de la moral, del Poder Público Nacional, de líderes revolucionarios, de la FANB y desestabilización de todo tipo; ataques a las empresas estratégicas y servicios públicos, pudiendo estos generar manifestaciones espontáneas o inducidas por falta de servicios como alimentos, agua, electricidad, aseo, transporte, gas, salud, entre otros”, se lee.

En previsión de manifestaciones se creó el Plan Especial Guaicaipuro 2016 que adiestrará, entre abril y mayo, a todos los miembros de la FANB en el mantenimiento del orden.

LA FRASE
“El pueblo y la unión cívico-militar es el sostén de la independencia; por ello, debemos profundizar la conciencia patriótica revolucionaria del pueblo, personal civil, milicianos, tropas alistadas, de militares y familiares”
Vladimir Padrino López
Ministro de la Defensa

Fuente: El Nacional

 

comparte