Washington. Los tres rehenes estadounidenses rescatados ayer por las autoridades colombianas llegaron anoche al aeropuerto Lackland de San Antonio (Texas) en un avión de la Fuerza Aérea de EEUU. Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves fueron llevados de inmediato en un helicóptero al hospital del Fuerte Sam Houston, del Ejército, para ser sometidos a una revisión médica. Ellos cayeron en manos de las Farc hace más de cinco años, cuando trabajaban en Colombia como contratistas del Departamento de Defensa. Howes, Gonsalves y Stansell participaban en una misión antidrogas a bordo de un avión del Comando Sur que fue derribado por las Farc el 13 de febrero de 2003, según datos hallados en la página de Internet del Departamento de Estado. La guerrilla los halló con vida y los secuestró, aunque el Gobierno norteamericano precisa que los rebeldes asesinaron a un cuarto estadounidense, Thomas Janis, y al soldado colombiano Luis Cruz. El Gobierno de EEUU reiteró en estos años que consideraba las Farc “responsables de la seguridad” de sus tres ciudadanos, al tiempo que recordó que “no negociaba con terroristas”. En noviembre de 2007, unas imágenes divulgadas por el Gobierno colombiano fueron la última prueba de vida. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 60. Caracas. 03/07/08 EFE/AFP

comparte