Valles del Turbio.. En Lara trancaron la Intercomunal Barquisimeto-Cabudare. Tierras intervenidas producen toneladas de caña de azúcar. A las 6:30 am, un grupo de cañicultores del Valle del Turbio, del estado Lara, colocaron sus tractores, camiones y maquinarias en la avenida Intercomunal que une a Cabudare con Barquisimeto. Iniciaron un día de protestas y movilizaciones por la decisión del gobierno regional y el Instituto Nacional de Tierras de intervenir y tomar, junto con la Fuerza Armada, 32 haciendas que comprenden 2.360 hectáreas. La vía, que además comunica a los llanos centro-occidentales con la autopista Rafael Caldera del estado Yaracuy y otros estados centrales, se convirtió en un estacionamiento gigantesco, hasta las 8:00 am cuando la policía logró disolver la protesta con bombas lacrimógenas. En el hecho detuvieron a seis productores, y se retuvieron cuatro tractores, camiones y camionetas. Las personas aprehendidas fueron trasladadas hasta la Comisaría 30, ubicada en Cabudare, donde se aglomeraron representantes del gremio agrícola para exigir la liberación de sus compañeros. Carlos Pérez, representante de la Sociedad de Cañicultores del Valle del Turbio (Socatur ), dijo que la medida tomada por el Gobierno de militarizar las fincas para, presuntamente, resguardar los sembradíos no tiene sentido, ya que esas tierras están ocupadas por sus legítimos propietarios o por quienes las cultivan. Desde este jueves, 136 efectivos de la FAN, representantes del INTI, y funcionarios del Ministerio del Ambiente, además de personal de la reserva, ocuparon 32 predios que forman parte de las 2.360 hectáreas que pasarán a ser de “uso exclusivo del Estado venezolano para constituirse en empresas de producción de servicios agrarios socialistas”, explicó el gobernador del estado Lara, Luis Reyes Reyes. De las 32 haciendas, 2 pertenecen a la Alcaldía del municipio Iribarren (Barquisimeto). No están ociosas. Pérez sostiene que el Gobierno basa la intervención en que estas tierras están ociosas, pero se ha demostrado que hay una producción importante de caña de azúcar que abastece a los centrales como el Turbio, cuyo procesamiento se verá afectado si se interrumpe la zafra y se obliga a los productores a sembrar otros rubros. “Le hemos demos trado la producción de caña de azúcar en las tierras. Una de las fincas que van a expropiar fue entregada por el Instituto Agrario Nacional a 10 campesinos que ya trabajaban la tierra cuando fue comprada por el organismo a su dueño. Ellos han mantenido la producción y sacan 12.000 toneladas en 170 hectáreas sembradas, es decir, la producción es de unas 90 toneladas por hectárea. ¿Eso es estar improductivo?”, explicó el presidente de Socatur al referirse a la Hacienda Unión de Prestatarios Patio Grande. Pérez indicó que todos los productores afectados entregaron al INTI el registro de producción desde 1958 hasta la fecha, y de los títulos de propiedad que datan desde 1806 y algunos desde 1730, que demuestran que los propietarios tienen hasta cinco generaciones trabajando en las tierras. “Estos documentos demuestran la propiedad privada, y ahora sale un decreto y unos estudios en lo que afirman que estas son tierras Tipo I. En el país, estas tierras sólo se consiguen en el Sur del Lago, algunas hectáreas en Barinas y pocas en Lara. Las tie rras de Tipo I tienen una capa vegetal óptima para cualquier tipo de cultivo. Pero las del Valle del Turbio son de Tipo V y hasta VII, es decir, que son malas para muchos cultivos y sólo sirven para caña o ganadería”, argumentó el presidente de Socatur. Advirtió que cambiar de cultivo requerirá de mayor utilización de agua, plaguicidas o pesticidas, lo que generará mayor contaminación. Fuente: El Nacional. Ciudadanos/1 Marlenis Castellanos. marlecas@gmail.com Katiuska Hernández. khernandez@el-nacional.com

comparte