Nueva York/Bruselas. Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos, el Vaticano y varios países de América Latina saludaron ayer el rescate de los 15 rehenes de las Farc. “Estos rehenes y muchos más que aún son retenidos en Colombia sufrieron años de sufrimientos y privaciones”, señaló el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, aseguró estar “encantada”. La comisaria del Exterior de la Unión Europea (UE), Benita Ferrero-Waldner, también felicitó a las autoridades colombianas. Como “noticia maravillosa, que provoca mucha alegría y da razones de esperanza” calificó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi. El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, envió un telegrama a la familia de Betancourt y otro a Uribe, en los que les expresó su alegría y su felicitación. El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aseguró que “festejamos la liberación de los rehenes”. El Gobierno de México manifestó su “beneplácito” por el hecho. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó “la esperanza de que se haya dado un paso importante hacia la liberación de los demás secuestrados, hacia la reconciliación de todos los colombianos y hacia la paz en Colombia”. La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, la consideró “una victoria de la vida y la libertad”, mientras que la presidenta chilena, Michelle Bachelet, como un “éxito de la democracia, la paz y la libertad”. El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que ello representa un hecho “importante en la búsqueda de paz”. El presidente de Perú, Alan García, dijo que ese éxito debe dejar claro el principio de que frente a la violencia “no hay negociación, sino la acción democrática de un Estado”. El Gobierno de Nicaragua a través de su canciller, Samuel Santos, saludó la liberación, pero advirtió que “la verdadera solución (al conflicto en Colombia) se va a dar a través del diálogo”. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 64. Caracas. 03/07/08 dpa

comparte