Miami. Caracas rompe el principio de no injerencia. Expertos dicen que el Presidente venezolano crea problemas con otros países para desviar la mirada de los problemas internos de su país. Los países latinoamericanos permanecen muy pasivos ante la política exterior de injerencia alentada por el gobierno venezolano, y permiten así que Hugo Chávez gane la batalla ideológica y diplomática, expresó el ex canciller mexicano Jorge Castañeda. Advirtió sobre la necesidad de que enfrenten política y diplomáticamente a Venezuela para evitar un posible conflicto militar, “porque en algún momento Estados Unidos va a perder la paciencia”. “Todos los países de América Latina han pecado de pasividad política e ideológica”, manifestó Castañeda en una conferencia sobre la política exterior de Venezuela organizada por la Universidad Internacional de Florida. “Chávez va ganando en las ideas, en la colocación de peones en diferentes países”, añadió. Recalcó que Colombia se convirtió en la joya de la corona de la aventura externa que ha emprendido Venezuela en busca de solucionar sus conflictos internos. Según él, Chávez crea problemas con otros países para desviar la mirada de los problemas de su país. Román Ortiz, experto de la Fundación Ideas para la Paz de Bogotá, dijo que el presidente venezolano representa una amenaza para la región. “Ha tenido un rendimiento estratégico en sus intentos de convertir a Venezuela en una potencia regional y rompe el principio de la no injerencia con intervenciones en Bolivia y Ecuador”, precisó. Con él coincidió la internacionalista María Teresa Romero, quien afirmó que Chávez hace daño a la democracia en su país y afuera. Fuente: El NAcional. Mundo/15

comparte