Caracas. Citada por el diario británico Daily Telegraph, Rocío San Miguel, del organismo Control Ciudadano de Venezuela, que monitorea las fuerzas de seguridad, dice que, “desde la llegada de Chávez no hubo más cooperación bilateral entre los dos gobiernos a lo largo de la frontera”. Uno de los bordes más activos de toda América latina es el de Venezuela y Colombia, y es imposible supervisarlo. Funcionarios antinarcóticos de ese país tienen información que demuestra que el año pasado alrededor de 250 toneladas de cocaína pasaron a través de Venezuela hacia todo el mundo, lo que representa un aumento estimado en 500 por ciento desde 2004. Las fuentes citadas por el medio también señalaron que de ese total, gran parte se dirigió a regiones del Reino Unido, ya que más del 50% de toda la cocaína que se consume en ese país fue traficada a través de Venezuela y bajo el régimen “revolucionario” de Chávez. Incluso se podría pensar en dos tercios, según el diario. El tráfico de drogas, aseguran los reportes de inteligencia, tendría una vinculación con los altos mandos de las Fuerzas de Seguridad de Venezuela, quienes se aprovecharían del comercio y el contrabando, tras permitirles además a los narcos usar bases y pistas aéreas. “Venezuela es un imán para el tráfico de drogas actualmente. Es un enorme problema”, dijo un alto miembro de otro gobierno latinoamericano que no fue dado a conocer. “Venezuela es el Triángulo de las Bermudas para las drogas”, añadió. Nuevas rutas Es parte de un cambio crucial en los patrones del narcotráfico globales. Las rutas cambian rápidamente. Si bien Colombia sigue siendo el máximo productor de coca y la cocaína fabricada iba por distintos trayectos hacia el Caribe, ahora va hacia la frontera oriental colombiana y de ahí dentro de Venezuela. La pieza clave de esta cadena es el régimen de Chávez, que convirtió a Venezuela en eslabón fundamental del comercio de estupefacientes, por la seguridad de (no) arresto que tienen los traficantes en el país de su dominio. Las causas de la transformación de Venezuela en una alojadora de narcos tiene varias causas: * El fin de la cooperación con la campaña antinarcóticos norteamericana, en medio de un discurso que llama “demonio” a Bush. También terminó toda cooperación con Colombia, a quien Chávez llama “marioneta de los Estados Unidos”. * Citada por el diario británico, Rocío San Miguel, del organismo Control Ciudadano de Venezuela, que monitorea las fuerzas de seguridad, dice que, “desde la llegada de Chávez no hubo más cooperación bilateral entre los dos gobiernos a lo largo de la frontera”. Uno de los bordes más activos de toda América latina es el de Venezuela y Colombia, y es imposible supervisarlo. *La relación con las FARC también fue mencionada, en términos de que esas guerrillas basan su sustento en el narcotráfico, tolerado además por la población de las zonas en que se esconden. * Por último, la corrupción en las fuerzas de seguridad venezolanas, de la que hay casos documentados que sugieren que miembros del Ejército, la Policía y la Guardia Nacional están activamente ayudando a traficantes. Grandes cantidades Oficiales antinarcóticos en Colombia rastrearon vuelos ilegales y comprobaron que aterrizan en bases militares aéreas dentro de Venezuela. Allí, la cocaína es transferida a aviones de gran capacidad como Gulfstreams, Boeing 727s o DC-9, porque además trazan largas distancias hasta Africa occidental (Ver puntos importantes). Las autoridades norteamericanas también monitorearon numerosas embarcaciones de cocaína desde Venezuela hasta Trinidad y Tobago. El último informe norteamericano “Narcotics Control Strategy Report” dice que “casi siempre son facilitados y protegidos por militares venezolanos”. El funcionario latinoamericano afirmó al diario británico que “no tiene dudas” de que altas figuras de las fuerzas venezolanas estaban ayudando a los traficantes. Consignó la presencia de notorios barones de la droga en el territorio venezolano. Wilber Varela, el máximo capo del cartel colombiano de Norte del Valle, vivió en Venezuela hasta que fue asesinado en enero, posiblemente en manos de un rival. Luego de abatir a los de Medellín y Cali, el del Norte del Valle es el de mayor volumen. Narcos protegidos Por las malas relaciones de Chávez con Colombia y la falta de cooperación, los narcos creen que están a salvo de arrestos y de extradición. Aunque ninguna evidencia indica que Chávez está personalmente ligado al narcotráfico ni al contrabando, los altos funcionarios antinarcóticos creen que debe por lo menos estar al tanto de la connivencia entre traficantes y las fuerzas de seguridad venezolanas. Ver artículo original en ingles)

comparte