Caracas. Un grupo de funcionarios activos y jubilados de la Policía Metropolitana (PM) marcharon ayer hasta el palacio de Miraflores para solicitar aumentos salariales y “condiciones laborales dignas”. Según explicó el sargento segundo José Luis Urdaneta, el dinero que reciben no alcanza para comprar la cesta alimentaria. No descartó que esa sea la razón por la que algunos funcionarios “caigan en delitos y la corrupción”. Urdaneta solicitó reunirse con el ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín, y con el presidente Hugo Chávez, para pedir la mejora en los sueldos y las condiciones de trabajo de los agentes policiales. A esta deuda agregó que se le suma la que tiene la administración pública con los policías jubilados, a los que tardan hasta siete años en pagarles. Explicó que en su caso particular hay un retraso de diez años en el pago de pasivos laborales, y que otros compañeros de trabajo se encuentran en situación similar. “Yo tengo veinte años en la institución y lamentablemente me deben diez años de todos mis trabajos, si hablamos que las empresas son capitalistas y explotan al obrero, lamentablemente nosotros hemos sido explotados por el Estado y no recibimos el beneficio de la justicia social”, finalizó. Fuente: Tal Cual. Pág. 6. Caracas. 08/05/08 David Ludovic Jorge

comparte