París/Bogotá. Sorprendidos por la noticia de la liberación de sus seres queridos, los familiares de los 15 rescatados por el Ejército colombiano manifestaron su emoción y felicidad por el hecho. Los hijos del primer matrimonio de la ex rehén Ingrid Betancourt, Mélanie y Lorenzo Delloye, expresaron su felicidad por la liberación de su madre y pidieron que siga la lucha por los otros cautivos. “Sólo aguardamos abrazar a mamá (…) Empiezo a vivir el día más bello de mi vida”, dijo Mélanie. Su hermano menor aseguró que “hemos ganado un combate por la libertad”, aseguró Lorenzo, para quien se ha puesto ahora en marcha un proceso que sólo puede llevar a la liberación de los demás rehenes. La tía de ambos, Astrid, anticipó que “Ingrid va a volver con toda la fuerza” y vaticinó “grandes sorpresas”. El padre de los hijos de Betancourt, Fabrice Delloye, cree que “si no hubiera habido esta movilización excepcional, lo que ha hecho el presidente (Sarkozy) no podríamos haber tenido este resultado”. La liberación de Betancourt se produjo mientras emisarios de Francia y Suiza acababan de entablar contactos con la nueva dirección de las Farc. Estábamos muertos. Los familiares de los 11 militares y policías colombianos liberados afirmaron la intención de llegar cuanto antes al aeropuerto militar donde se reencontrarían con los rescatados. “Estábamos muertos en vida”, dijo Lilia Flórez, hermana del cabo Amaón Flórez. Bernabé Buitrago, padre del cabo de la policía del mismo nombre, dio gracias al cielo y al Gobierno por la sorpresiva liberación, mientras Efraín Malagón, padre del teniente Raimundo Malagón, cree que la noticia logra “que se calme el malestar que hemos tenido”. Sandra Rodríguez, hermana del teniente Vaney Rodríguez, calificó al presidente Uribe como “héroe donde lo pongan”. El ex rehén Luis Eladio Pérez pidió al grupo guerrillero “que entiendan que los espacios se les acabaron”. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 62. Caracas. 03/07/08 AFP/ANSA

comparte