Fuente: Asamblea Nacional 

Luego de escuchar los testimonios de los diputados José Brito (Unidad-Anzoátegui) y Ángel Medina (Unidad-Bolívar), los miembros de la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad acordaron citar a varios jefes militares y al Vicepresidente Ejecutivo de la República, Tareck El Aissami, para que expliquen por qué los diputados pertenecientes a la Mesa de la Unidad son humillados y agredidos de manera reiterada cada vez que acuden a la sede de un organismo público, especialmente cuando tratan de ingresar al Consejo Nacional Electoral (CNE), entre otros.

Crédito Asamblea Nacional

Crédito Asamblea Nacional

El Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Mayor General Antonio Benavides Torres, el Ministro del Poder Popular para la Defensa, General en Jefe, Vladimir Padrino López, el Fiscal Militar Superior y el Vicepresidente Ejecutivo de la República, Tareck El Aissami, deberán acudir al Salón Bicentenario del Palacio Federal Legislativo el día miércoles 01 de marzo a las 10:00 am para que expliquen ante la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad, entre otras cosas, por qué varios diputados de la Unidad fueron agredidos e insultados la semana pasada cuando acudieron a la sede del Consejo Nacional Electoral.

Como se recordará el día 2 de febrero del presente año una veintena de diputados de la Unidad acudieron a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) con el objeto de consignar el Acuerdo que se había aprobado en plenaria y mediante el cual se exigía la publicación del cronograma electoral y elecciones libres y democráticas como única salida pacífica a la crisis que vive actualmente el país. Al llegar a la sede del organismo solo unos pocos parlamentarios lograron ingresar a la sede del organismo, el resto, entre ellos los diputados José Brito, Juan Requesens y Ángel Medina fueron agredidos e insultados públicamente por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana. En vista de esta situación este martes  los mencionados parlamentarios ejercieron un derecho de palabra ante la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad, instancia que decidió  emitir las respectivas comunicaciones para que los oficiales y el Vicepresidente de la República estén al tanto de la referida comparecencia.

Al ejercer el derecho de palabra el diputado Ángel Medina (Unidad-Bolívar) relató que ese día 2 de febrero, al llegar a la sede del Consejo Nacional Electoral, el lugar fue acordonado de inmediato por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB)  como si hubiesen llegado unas hordas violentas a destruir la mencionada edificación.

“Eso es lo primero que queremos destacar el día de hoy: en la actualidad cuando la ciudadanía trata de llegar a la sede de un Poder Público las fuerzas militares y policiales lo impiden, lo mismo sucede con nosotros, eso dice mucho de la supuesta democracia que hay hoy en día en Venezuela,. Nadie que no sea afecto al gobierno puede acceso a la sedes de los poderes públicos”, precisó el parlamentario.

Medina destacó que efectivamente una pequeña comisión de diputados, entre ellos, sus colegas Stalin González (Unidad-Miranda) y Jorge Millán (Unidad-Dtto. Capital) lograron ingresar a las oficinas del CNE y consignar el Acuerdo aprobado en plenaria, pero afuera la calle se convirtió en un campo de batalla entre los diputados Juan Requesens, su persona y José Brito.

“Me consta, mi colega José Brito fue brutalmente agredido por más de 10 efectivos de la GN, lo tiraron al piso y casi lo patean. Al ver aquello me acerqué para ayudarlo, pero un efectivo de la GN me tomó por el saco y me tiró al piso a mí también y no descarto que me iba a patear. Esa actuación de la GN dista mucho de la salud de la democracia en Venezuela y de las Fuerzas Armadas  Nacionales, por eso acudimos hoy a esta comisión permanente, para denunciar esta vil agresión”, afirmó Medina al tiempo de recordar que hay suficientes videos y fotografías de estos vergonzosos hechos.

El diputado Ángel Medina, quien es el presidente reelecto del Parlamento Latinoamericano, dijo que urge tomar  nota de estos lamentables hechos dado que cada vez se llevan a cabo con más impunidad y con mayor agresividad.

“Esto no puede ser una práctica regular. Ellos, los de la GN no agreden a los diputados del Bloque de la Patria, tampoco lo hacen con las rectoras del CNE ni con los Magistrados del TSJ ni con ningún otro funcionario del gobierno, solo agreden, humillan, vejan e insultan a los diputados de la Unidad. Cada vez que nos acercamos a un Poder Público aparece la Guardia nacional, pero cuando llegan los delincuentes los ayudan”, dijo Medina.

Los “rasos” no se prestan para eso

Por su parte, el diputado José Brito (Unidad- Anzoátegui) intervino no solo para dejar constancia de la agresión física a la cual fue sometido por parte de unos oficiales de alto rango de la Guardia Nacional Bolivariana  sino para decir que ese día 2 de febrero los soldados “rasos” no se prestaron para agredirlos más eso no sucedió con los oficiales de alto rango.

“Puedo asegurar que nosotros fuimos agredidos por los coroneles Zarvarse y Lugo, precisamente los oficiales que están encargados de la custodia de la sede del Palacio Federal Legislativo y el Consejo Nacional Electoral, por lo tanto ellos deben ser removidos de ese cargo puesto que no están allí para custodiar sino para agredir a los diputados de la Unidad”, indicó Brito.

El parlamentario por el estado Anzoátegui destacó que no es posible que solo el rector Luis Emilio Rondón sea el único que reciba las demandas y peticiones del sector opositor. Agregó que las cuatro rectoras restantes tienen el deber constitucional de hacer lo propio dado que son funcionarias públicas de igual nivel y compromiso.

“El problema es que aquí todo es entendido como si estamos agrediendo a la mujer y eso es totalmente falso. Cuando acudimos al CNE lo hacemos para llevar las peticiones a las cuales tenemos derecho, no vamos a agredirlas a ellas por el simple hecho de que son mujeres”, indicó Brito.

El diputado José Brito aprovechó la oportunidad para denunciar que minutos antes de su intervención ante la Comisión de Defensa y Seguridad pudo constatar cómo este martes 21 de febrero efectivos de la Guardia Nacional  instalaron una especie de alcabala frente a la sede de la Asamblea nacional para que los periodistas que cubren la fuente no acceden al lugar.

“Por cierto cuando traté de entrar a este lugar un uniformado me gritó una grosería y yo le respondí de igual manera. Cuando nos agredieron en el CNE un mayor se me acercó y me dijo: qué vergüenza diputado y yo le respondí: sé que solo son los jefes militares quienes están detrás de esta vil agresión”, añadió Brito luego de indicar que toda esta desagradable situación  lo hace pensar en los esbirros adscritos años atrás a la Seguridad Nacional de Pedro Estrada, cuando la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Los esperamos el día 01 de marzo

Antes de culminar la mencionada reunión el presidente de la citada instancia, diputado Edgar Zambrano (Unidad-Lara) no solo giró las instrucciones para que se emitieran de inmediato las comunicaciones respectivas sino que indicó que dicho acto de control está contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

“Hemos citado a estos altos funcionarios civiles y militares con todo el respeto que merece su investidura  y lo hacemos para tratar de abordar este delicado tema de las agresiones  de las cuales son objeto los parlamentarios que acudimos en reiteradas ocasiones a las sedes de los poderes públicos”, dijo Zambrano.

Se conoció que el presidente de la  Comisión Permanente de Defensa y Seguridad comisionó a sus colegas Tamara Adrián y Omar González, presentes en dicha reunión, para que hagan la recopilación de todos  los hechos de violencia que se han registrado durante los últimos años en contra de parlamentarios y sobre todo aquellos que han sido cometidos por funcionarios castrenses.

El mundo entero debe saber esto

El diputado Omar González  (Unidad-Anzoátegui) pidió la palabra para indicar que es inaceptable la agresión física que han tenido que soportar diversos miembros de la Asamblea Nacional.

“Ese día 2 de febrero sobre todo nuestros colegas Requesens y Brito fueron agredidos por los oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana, pero la verdad es que se trata de un acoso permanente, hoy mismo, mientras estamos en esta reunión hay un cerco allá afuera en contra de los periodistas para que no ingresen a la sede del Parlamento”, dijo no sin antes proponer que además de citar a los jefes militares y al Vicepresidente Ejecutivo de la República se denuncie esta bochornosa situación antes el Parlamento Latinoamericano y el Parlamento del Sur.

“El mundo entero debe saber cómo funcionarios de las Fuerzas Armadas de Venezuela tratan a los diputados de la República. Deben saber que si esto pasa con nosotros que tenemos inmunidad parlamentaria qué pude entonces suceder con un ciudadano común y corriente. Todos estamos en peligro”, destacó González.

comparte