Caracas. 200 efectivos de la PM que trabajaban en jefaturas fueron retirados Desde hace un mes 200 efectivos de la Policía Metropolitana que laboraban en las jefaturas civiles de las 22 parroquias de Libertador, fueron retirados de sus puestos para prestar servicio en el plan “Caracas Segura”, lo que ha repercutido en la falta de personal para atender las denuncias que se presentan a diario y en el retraso de actas de inhumación y traslado de cadáveres. “Esa fue una medida inconsulta que tomó el anterior director de la Policía Metropolitana, sin previo estudio de viabilidad, y ahora se están viendo las consecuencias de esa decisión “, aseguró Jean Manolo, miembro del grupo de investigaciones de la prefectura Para cada jefatura civil, existían tres funcionarios. Uno para atender la sala de denuncias y dos para la sala de resguardo, donde colocan a las personas que deben cumplir seis horas de detención por irrespeto a la ordenanza de convivencia ciudadana. En algunas parroquias la sala de denuncias no está funcionando, como es el caso de La Pastora, donde se reciben las acusaciones y son remitidas directamente a la Fiscalía. “Es inconcebible que esto ocurra. Una jefatura sin sala de denuncias es como si no trabajara”, afirmó Gregory Guerra, trabajador de la Jefatura Civil de La Pastora. En otras, sólo queda un oficial para atender ambas salas, como ocurre en la Jefatura Civil de la parroquia Sucre. La escasez de personal también es evidente en la propia Prefectura de Caracas, que coordina a los oficiales en las diferentes jefaturas. “Apenas quedan 30 efectivos operativos, y esto también ha afectado a la Prefectura, que ha llevado a que atendamos casos más urgentes, como lo son las denuncias de maltratos físicos, el resto no le podemos dar respuesta”, explicó Manolo. En vista de que el trámite de cartas de inhumación y traslado de cadáveres se estaba presentando con mucho retraso, y pese a la falta de personal en la Prefectura, ésta se vio obligada a abrir una sala situacional para atender a las personas de las 22 parroquias que necesitan realizar tales oficios. “Con todas las deficiencias que tenemos estamos haciendo un gran esfuerzo, porque si los casos relacionados con las defunciones se retrasan los cuerpos se descomponen, lo que puede traer consecuencias legales y sanitarias muy graves”, informó el representante del grupo de investigaciones del organismo. Trabajadores hacen un llamado al director actual de la PM, Wilmer Trocel, a quien aseguran han sido infructuosos los intentos de comunicación, para que acceda a conversar con la institución a fin de coordinar una solución que le brinde una respuesta adecuada a los ciudadanos. Fuente: El Universal Con información de Nancy Velasco Disponible en: http://noticias.eluniversal.com/2008/05/18/ccs_art_jefaturas-civiles-de_861723.shtml

comparte