Caracas. Autoridades que están abocadas a las investigaciones del “paro revolucionario” del 23 de Enero, pesquisan el origen de los fondos que según los voceros del grupo “La Piedrita” fueron empleados para adquirir los costosos equipos de video y filmación, que instalaron en varias calles del barrio El Observatorio del 23 de Enero para “brindar seguridad a los habitantes”. “Se manejan dos hipótesis: la intervención de paramilitares o que hayan sido financiados por el Gobierno, aún cuando ellos afirman que fue la comunidad”, dijo un agente de la Disip. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 33. Caracas. 11/04/08

comparte