Fuente: Nueva Prensa de Guayana

Con el propósito de reforzar la seguridad, proteger el ecosistema y ofrecer atención permanente a los visitantes, este miércoles quedó formalmente inaugurado un Comando de la Guardia Nacional Bolivariana dentro del parque La Llovizna.

Crédito Nueva Prensa de Guayana

Crédito Nueva Prensa de Guayana

El nuevo puesto de control y atención al ciudadano, construido por el equipo de Inviobras, forma parte de las acciones que el gobernador Francisco Rangel Gómez está emprendiendo, de la mano del gobierno nacional y con el apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, para resguardar a las más de 15 mil personas que visitan mensualmente este pulmón vegetal  de Ciudad Guayana.

Junto al G/B Jesús Mantilla, jefe de la Zodi Bolívar; el alcalde del municipio Caroní, Tito Oviedo, el G/B Wilman Hernández, comandante de la Zona Nro 62 de la GNB; el presidente de Ferrominera Orinoco, Isaías Suárez Chourio; el presidente de Venalum, Luis Jiménez, así como parte de su gabinete de gobierno, el mandatario bolivarense entregó esta obra situada en un punto estratégico del parque, donde se mantendrán permanentemente efectivos militares del destacamento 622.

Gracias a la puesta en servicio de este nuevo módulo de seguridad ahora serán 5 los puntos de control que existirán en el parque La Llovizna, a los que también se sumarán brigadas ciclistas y fluviales, funcionarios de la Policía del estado Bolívar, Patrulleros de Caroní, Protección Civil y 171.

“Nos dimos la tarea de recuperar este parque que recibe a 30 mil visitantes aproximadamente durante carnaval y Semana santa. En esta oportunidad estamos entregando una obra que permitirá desarrollar definitivamente este hermoso parque”, manifestó el gobernador.

La máxima autoridad del estado indicó además que seguirán trabajando, recuperando y optimizando servicios en pro del beneficio colectivo. Exhortó a todo el pueblo a contribuir con el cuidado del parque y agradeció a la Guardia Nacional Bolivariana por su disposición de siempre.

Asimismo, hizo alusión al proyecto “gran parque Caroní”, que involucra al parque La Llovizna, Loefling y Cachamay, para referir que esos espacios tienen todas las condiciones para convertirse en una potencia turística, digna de admirar por todos y todas.

Rehabilitación total
Además del área de seguridad, la gestión Rangel Gómez se ha dedicado a rehabilitar y embellecer las 160 hectáreas que conforman el parque la Llovizna, por ejemplo, recientemente se recuperó la vía principal hacia al salto, se sustituyeron luminarias y colocaron bombillos con apoyo de CVG Venalum y se realizó el desmalezamiento por el paseo El Aguila, el puente colgante, así como en los miradores Curachipe, Paují y Chaparral.

comparte