Fuente: Versión Final 

Indígenas asentados en el caserío Laulao (Alto Orinoco) dicen haber visto un humo negro en un claro de la selva amazónica el 30 de diciembre de 2016, día en que desapareció en esa zona un helicóptero militar con 13 ocupantes a bordo.

Crédito Archivo El Nacional

Crédito Archivo El Nacional

“Escuchamos el ruido y luego humo a eso de las 11 de la mañana”, afirmó Mikael Yapare, un indígena baniva que reside en un sitio desde donde se observa el Ventana y el Piapoco, dos cerros de entre 300 y 400 metros de altura. Yapare y su familia observaron la humareda y el ruido por allí.

“Ese dato lo investigamos y coincide con la hora de desplazamiento de la aeronave”, dijo el general Alfredo Morales, responsable de la tropa terrestre que actúa en la Operación Esperanza, iniciada el 31 de diciembre, reseñó Últimas Noticias.
Hasta ahora, el grupo de 738 personas (398 militares y 340 civiles) trabajan con base en tres suposiciones: que la aeronave impactó contra un cerro, montaña o tepuy debido a las malas condiciones climáticas; que se desorientó por una fuerte corriente de viento e impactó contra el terreno; y que el helicóptero se hundió en el río.

Una cuarta hipótesis no escrita en los documentos de la Operación Esperanza es que grupos irregulares hayan desviado la aeronave. “Eso es remoto, pero no se descarta”, indicó una fuente militar. Por su parte, los chamanes indígenas de la región creen que todo ocurrió porque “el Duida (cerro del Alto Orinoco) está molesto”.

comparte