Ciudad de México. La violencia del crimen organizado cobró en la última semana 124 vidas en México, un promedio de casi 18 muertos por día, de los cuales varios fueron víctimas fortuitas de la guerra entre narcos, informó ayer la prensa mexicana. El estado más violento fue Sinaloa, en el noroeste, donde hubo 43 asesinatos, seguido por Chihuahua, con 40 muertos en los últimos siete días, según el diario La Jornada. La ola de violencia en México cobra a diario mayores espacios no sólo territoriales en el país, al punto que el director del Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional declaró recientemente al diario británico The Financial Times que dichos carteles “amenazan la estabilidad democrática”. En la ciudad de Culiacán, capital de Sinaloa, profesores, alumnos y trabajadores de la Universidad Autónoma, vestidos de blanco, se manifestaron el domingo contra la violencia. Los casos más resonantes de los últimos días en Sinaloa fueron el asesinato de nueve civiles en un taller mecánico de Culiacán el jueves y el asesinato de ocho personas el domingo en Guamúchil, entre ellas tres jovencitos de 12 a 17 años, que iban en una camioneta y que al parecer quedaron en medio de fuego cruzado entre sicarios. Las regiones fronterizas con Estados Unidos padecen la mayor penetración del crimen organizado, pues en ella se vinculan narcotraficantes con traficantes de personas, que cobran por trasladar inmigrantes indocumentados. Este año murieron en México más de 2.100 personas a manos de bandas criminales. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 68. Caracas. 15/07/08 DPA

comparte