04/04/08. Caracas. Desde tempranas horas de la mañana de ayer, los integrantes de más de 30 colectivos revolucionarios de la parroquia 23 de Enero y de Petare protagonizaron una protesta “pacífica” contra lo que consideran un caso de represión y persecución política. Desde las cinco de la mañana los manifestantes, con capuchas y pañoletas que tapaban sus rostros, se apostaron en las entradas de la popular parroquia, impidiendo el libre flujo vehicular –tanto privado como colectivo–, por lo que los vecinos debieron caminar para llegar hasta sus sitios de trabajo y estudio. Los manifestantes, no más de 50, a pesar de recalcar que se trataba de una protesta pacífica, portaban armas de fuego de diferentes calibres, y al iniciar la actividad dispararon durante varios minutos al aire. Hubo quema de cauchos y basura en La Silsa, El Rincón del Taxista, redoma del bloque 37, La Cañada, Agua Salud, Monte Piedad, Zona Central y el acceso al Observatorio por parte de varios de ellos, quienes se desplazaban en dos camionetas. “Paro revolucionario”. Alrededor de las nueve de la mañana, Glen Martínez, apostado en la redoma del bloque 7, tomó la palabra para leer un comunicado donde los diferentes colectivos se pronunciaban ante lo que consideran una persecución política y represiva por parte de funcionarios de la Disip en contra de Juan Montoya, líder comunitario de la zona. Además, declaró el éxito del llamado “paro popular y revolucionario” e informó de que desde ese mismo momento varias cuadrillas conformadas por los mismos militantes de las agrupaciones revolucionarias iniciarían la limpieza de todo lo que habían ensuciado. “Lo que buscamos es que cesen los allanamientos contra personalidades de la parroquia, así como el tratamiento mediático que le han dado varios medios de comunicación a los hechos derivados tras la colocación de un explosivo en la sede de Fedecámaras el pasado 24 de febrero y la muerte de Héctor Serrano”, dijo. Martínez comentó que han sido adelantados dos allanamientos ilegales por parte de funcionarios de la policía política en los bloques 42 y 43. “Denunciamos la existencia de una Disip paralela. Le pedimos a los verdaderos funcionarios que adelanten sus investigaciones hacia la gente de Altamira y la derecha”, agregó Alexis Pinto. Despojan a PM. Cuando la manifestación comenzó, un grupo de encapuchados que quemaban basura, cauchos y cerraban calles, presuntamente sorprendieron a un funcionario policial y lo despojaron de su arma de reglamento. Voceros de la Policía Metropolitana confirmaron que se trata de un cabo primero adscrito a la División de Educación, quien para el momento se dirigía a sus labores. “El cabo primero Jhon Mata fue emboscado y sometido con armas de fuego. Fue conminado a entregar su pistola Glock calibre 9 mm de reglamento. Él iba de civil por las cercanías del bloque 34 a bordo de su motocicleta, una Suzuki 650 cc”, comentó el vocero. Según se supo, los encapuchados le comentaron al funcionario que le quitaron el arma porque sabían que él era un Disip, sus “enemigos declarados”. PRIMER MANDATARIO CUESTIONA Anoche en cadena nacional, en la que se refirió a varios temas políticos y económicos, el Jefe del Estado, Hugo Chávez, cuestionó las acciones en el 23 de Enero y aseguró que es falso que haya una persecución contra los dirigentes de movimientos sociales de esa parroquia, aunque precisó que sí se está persiguiendo a una persona que se presume responsable de la colocación de un niple en Fedecámaras. Calificó a quienes hicieron esas acciones como “supuestos revolucionarios” y “terroristas”. “No pueden dejarse chantajear por estos grupos que hacen vandalismo”, insistió. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 32. Caracas. 04/04/08 D’yahana Morales.

comparte