Bogotá. El ministro de Defensa colombiano Juan Manuel Santos dijo ayer que la muerte del líder de las Farc, Manuel Marulanda, es una “oportunidad’’ para negociar la paz con esa guerrilla, pero con “seriedad y buena fe’’. Sin embargo, indicó que la política de “seguridad democrática’’ o de mano dura contra los grupos armados ilegales, implantada por el presidente Álvaro Uribe al comienzo de su gobierno en 2002, seguirá “con toda contundencia’’. El ministro reconoció en una entrevista a la cadena radial RCN que la muerte de Marulanda es una “oportunidad (de negociar la paz) que siempre ha estado abierta…”. El ministro también ratificó que en una eventual negociación con las Farc no se le daría la oportunidad de “tomar oxígeno’’ o rearmarse y tomar nuevas posiciones territoriales. Por otra parte, las Farc aseguraron que las condiciones que imponen para negociar con el Gobierno un canje de rehenes por guerrilleros presos no han cambiado a pesar de la muerte de Marulanda. Así lo señalaron en un comunicado publicado ayer en la página de Internet de la Agencia Bolivariana de Prensa y aseguraron que “continúan vigentes” sus propuestas a las salidas políticas al conflicto. El Ejército colombiano anunció también que pagará una recompensa de hasta 2,8 millones de dólares (unos cinco millones de pesos) a las personas que ayuden a localizar la tumba del jefe guerrillero Manuel Marulanda, informó el general Mario Montoya. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 60. Caracas. 28/05/08 AP/EFE/DPA

comparte