El diputado Omar Ávila cuestionó la designación del general Vladimir Padrino López como encargado de la Gran Misión Abastecimiento Soberano.

Crédito El Impulso

Crédito El Impulso

“El nombramiento de Padrino López ratifica que en este gobierno mandan los militares. El mensaje que quiere transmitir el gobierno, es que está apoyado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; es decir, quienes manejan las armas, enviando la señal de que el Presidente de la República, a falta de apoyo popular, cuenta con los militares”, opinó.

Ávila señaló que con tal decisión, Maduro busca no hundirse solo, en su incapacidad e ineficiencia para buscarle una salida al hambre que está pasando la población.

“Todos los negocios importantes están en las manos de los militares, ellos tienen hasta su propio banco, y son vistos por muchos venezolanos como los consentidos de Nicolás; al punto que a los uniformados les han aumentado el salario más veces y en mayor proporción que a nuestro pueblo, quienes realmente padecen los principales problemas debido a la crisis, la escasez y la inflación que se vive en el país”, recalcó.

Además, el también dirigente de Visión Venezuela indicó que el gobierno coloca a los militares en puestos claves para amedrentar a los venezolanos. “Nos encontramos ante un régimen que hoy en día tiene las armas y el poder en las manos de los militares, pero lo que ya no tiene es gente que los apoye, por ello su amedrentamiento continuo, tratando de recuperar lo que gracias a la ineptitud, inexperiencia y corrupción han perdido: El apoyo popular”, manifestó.

A juicio del parlamentario opositor, no se debe permitir que Nicolás Maduro y su combo sigan cometiendo los mismo errores bajo la presión de un pueblo que día a día protesta con mayor fuerza ante la falta de comida.

“Uno de los problemas de fondo, no es quien maneja la economía, es que entiendan que los controles por largo tiempo, no funcionan y terminan generando efectos totalmente contrarios a lo que buscaron que se produjeran con su ejecución”, explicó.

De igual forma, considera que la distribución de alimentos con Padrino López al frente representará más represión para un pueblo hambriento.

“Dentro de poco veremos a la gente haciendo cola a la puerta de los cuarteles reclamando por esos mismos alimentos que los CLAP y el PSUV no han podido, ni podrán entregarle a todos los venezolanos, primero porque no tienen que repartir, como tampoco tienen la cantidad suficiente, además de la corrupción por doquier de estos nuevos bachaqueros”, concluyó.

Fuente: El Impulso

comparte