Fuente: Crónica Uno, Carlos Crespo.

Cada día que pasa el grado de represión de los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) alcanza un nuevo nivel. Esta vez, los periodistas se convirtieron en blanco de los uniformados quienes golpearon, dispararon lacrimógenas y perdigones y hasta robaron las cámaras y pertenencias personales de los reporteros y fotógrafos.

Desde el principio quedó claro que la orden dada a la GNB y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) era dispersar la protesta de este miércoles, cuyo punto de destino era la Cancillería, lo antes posible. Así ocurrió en El Paraíso, Las Mercedes, los alrededores de la avenida Victoria y la autopista Francisco Fajardo, en donde los cuerpos de seguridad privilegiaron el uso de las escopetas para disparar perdigones y relegaron a las bombas lacrimógenas a un segundo plano. A pesar del incremento de la represión, miles de personas volvieron a salir a protestar este miércoles cuando los opositores cumplieron 61 días de protestas.

Salud Chacao indicó que, hasta las 6:30 p. m., atendió a 39 personas: 18 por traumatismos, 16 por perdigones, 2 por asfixia, 2 por la tensión y 1 por metra. Todos fuera de peligro. El alcalde de ese municipio, Ramón Muchacho, agregó que un joven herido por impacto de metra en el hígado en Altamira fue trasladado a una clínica privada, donde lo operaron, y que se encuentra estable.

 


Guardias robaron la cámara del fotógrafo de Crónica Uno, 

La ONG Espacio Público registró la agresión de la GNB a, por lo menos, 7 reporteros: el fotógrafo de Crónica.Uno, Francisco Bruzco, quien fue golpeado y cuya cámara y pertenencias personales fueron robadas por los militares. Carlos Rawlins (Reuters), Luis Robayo (AFP), Marcos Bello, Vanessa Tarantino (El Pitazo), quienes fueron atacados por los uniformados, el fotógrafo Miguel Gutiérrez (EFE) fue impactado por un objeto de la Guardia que abolló su casco y fue detenido, también por este componente, el periodista de Unión Radio, Kenyer Jaramillo en las cercanías a su lugar de trabajo.

“Más metras, tuercas, balines, varios muchachos recogieron cartuchos de bala. Usan la violencia para sacar lo peor de nosotros, para cansarnos y frustrarnos, para que crean que no vale la pena salir a la calle”, aseveró el diputado Miguel Pizarro en medio de los enfrentamientos con los cuerpos de seguridad.

Las metras

Como es habitual, el grueso de los manifestantes se concentró en Altamira y a las 12:30 m. partió con dirección a la autopista. Durante una hora marcharon por esa arteria vial hasta que llegaron al piquete de la GNB que estaba a la altura de El Rosal. A pesar de que un grupo de diputados intentó mediar con los uniformados, solo obtuvieron una seca respuesta, dada a través de un alta voz: “¡Despejen la autopista ya!”, e inmediatamente iniciaron las detonaciones y los chorros de las ballenas.


Un grueso piquete de la GNB dispseró a los manifestantes de la autopista. 

El ataque fue más enconado que en días anteriores y algunos funcionarios dispararon perdigones directamente al lugar en donde se concentraban varios fotógrafos y periodistas. En apenas 15 minutos, los militares ya había logrado sacar a los manifestantes de la vía. Una parte de ellos escapó hacia Las Mercedes y otros lo hicieron subiendo a través de las colinas al lado de la arteria vial que llevan hacia Chacao.

En el caso de Las Mercedes, un grupo de marchistas volvió a agruparse frente al puente de la autopista, que divide a esa zona con El Rosal. Sin embargo, funcionarios de la GNB ya los esperaban. Se escucharon las detonaciones de sus escopetas y el ruido de las metras y otros objetos contundentes rebotando por los alrededores. Los jóvenes se cubrían detrás de columnas y quioscos y se defendían con piedras, metras y cohetes. “Para salir necesito de, por lo menos, tres escuderos, si salgo así me van a masacrar”, dijo un joven a sus compañeros, sin embargo, ese número de protectores no estaba disponible en la zona.


Un manifestante perseguido por la ballena. 

De nuevo en menos de 15 minutos las autoridades despejaron la zona. Un grupo de motorizados de la PNB pasó por debajo del elevado donde estaban los GNB y los manifestantes corrieron a refugiarse en Las Mercedes. Luego quedaron focos de lucha en la zona y también Chacao.

Marchas de las “ollas vacías”

La MUD dio un balance sobre la jornada denunciando el incremento de la represión por parte de los cuerpos de seguridad durante los últimos días. En los próximos días quieren llevar la represión a un nivel que no tiene parangón para así acabar con las protestas, tienen que ser infiltrados, me resisto a creer que los funcionarios de la GNB sean atracadores (…) Si creyeron que iban a amedrentar a la gente que vean lo que pasó en las calles de Caracas, horas de presión y resistencia, hay ganas de resistir, lo más importante es rescatar la dignidad y la democracia, indicó el diputado por Caracas, Tomás Guanipa.

La diputada Mariela Magallanes fue la encargada de convocar a la marcha de las “ollas vacías” este sábado para continuar con la protestas en el país. “Seguiremos en las calles hasta recuperar la libertad de Venezuela”, señaló.


Miles de personas volvieron a salir a las calles, tras 61 días de protestas.
comparte