Fuente: El Siglo

En la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de sustancias químicas, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, adscritos al Destacamento 429 de los Comandos Rurales, al sur de la entidad, asestaron un contundente golpe a una poderosa organización criminal que viene actuando al margen de la ley en la zona, cometiendo delitos en contra de los trabajadores del campo y los productores, especialmente el cobro de vacunas, extorsión, secuestro, robo y hurto de vehículos, entre otros hechos tipificados y sancionados en el Código Penal Venezolano.

De las informaciones que se desprenden de esa zona, los castrenses, cumpliendo instrucciones del mayor general Sergio José Rivero Marcano, comandante de la GNB, y el general de división Domingo Hernández Lárez, jefe de la ZODI Aragua, ejecutaron un amplio despliegue de seguridad en la zona montañosa al sur de Aragua, donde incursiona la banda de “El Juvenal” entre los estados Aragua y Guárico.

Durante el despliegue militar llevado a cabo en el sector El Pegón del municipio Urdaneta, las comisiones sostuvieron un fuerte enfrentamiento este 1º de septiembre con un grupo de facinerosos, de un promedio de 15 sujetos fuertemente armados por un lapso de unos treinta minutos aproximadamente.

Al verse perdidos, los hampones huyeron hacia una zona boscosa y en la inspección ocular, tras la captura de los mismos, se apreciaron rastros de sangre, según lo indicado a los periodistas de sucesos. Se sospecha que hay varios irregulares heridos.

Por tal motivo, comisiones de los Comandos Rurales inspeccionan los centros asistenciales del sur de la región y en Guárico, manteniendo un estrecho cerco militar contra ese bando delincuencial.

Vale indicar que en el dispositivo, los guardias nacionales detectaron unos 10 cambuches o campamentos irregulares instalados entre el monte, donde presuntamente “ocultan a las víctimas” del secuestro para el cobro de rescate. Allí incautaron un lote de municiones de distintos calibres, dos chalecos antibalas, tres escopetas, 10 colchones y varios enseres para preparar alimentos y otros objetos.

Se informó que las comisiones se mantienen internadas en la zona montañosa “peinando” el paradero de los integrantes de la banda de “El Juvenal”, grupo clandestino que tiene su centro de operaciones en el sector El Memo, en el municipio Urdaneta, zona colindante con los estados Guárico y Aragua.

CAYÓ EL ADMINISTRADOR

Durante la presencia del dispositivo, los guardias aprehendieron al día siguiente al lugarteniente de “El Juvenal”, sujeto que le manejaba las cuentas bancarias y toda la logística de la organización.

La captura se ejecutó en El Pegón y fue identificado como Julio César Morales, de 54 años de edad, conocido con el alias de “El Colombiano”, quien quedó detenido a las órdenes de la Fiscalía 14º del Ministerio Público.

Le decomisaron un chaleco antibalas, una escopeta calibre 44 y alrededor de 80 municiones de diversos calibres. Se informó que los guardias siguen tras las pistas del cabecilla principal de la banda.

Se podría informar que en los próximos días, el grupo podría estar desmantelado, ya que las comisiones manejan información precisa de todos los integrantes de la pandilla de secuestradores, cobradores de vacunas e implicados en una centenar de homicidios entre las dos entidades regionales del centro-llano del país.

Crédito El Siglo

Crédito El Siglo

comparte