Aproximadamente 60 diputados de la Mesa de la Unidad Democrática estuvieron hoy en la sede del Consejo Nacional Electoral para exigir que se asignara la fecha para validar las firmas del referéndum revocatorio. Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana los atacaron con bombas lacrimógenas y perdigones. Previamente habían alineado un cordón para impedirles ingresar. Luis Eduardo Serrano informó que pudieron entrar de “manera forzosa” y luego fueron sacados.

Crédito MUD- El Nacional

Crédito MUD- El Nacional

“Vamos a seguir presionando hasta que se dé esa verificación y logremos el derecho que tienen todos los venezolanos. La democracia no es de Tibisay Lucena ni de Nicolás Maduro”, dijo Borges, a quien simpatizantes del chavismo lo agredieron cuando iba caminando a la Asamblea Nacional.

Fuente: El Nacional

comparte