Fuente: El Impulso

Este 18 de noviembre día de la Virgen de Chiquinquirá un hecho penoso empañó la ceremonia tradicional en honor a la Chinita. Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), retuvieron violentamente a la alcaldesa de Maracaibo Eveling Trejo de Rosales, junto a su madre, su hija, la nuera y la diputada a la Asamblea Nacional, Norah Bracho.

En imágenes captadas por televisoras regionales se observan las vejaciones a las que fueron sometidas la alcaldesa de Maracaibo junto a sus familiares al ser golpeadas y maltratadas en el pasillo central hacia la Basílica de la Chinita.

“Tienen que respetar al pueblo, por qué si Giovanny Villalobos entró por el pasillo central, la alcaldesa no puede entrar. Es imposible que nos hayan maltratado, es lo peor que se le puede hacer a un venezolano. Yo soy la alcaldesa le guste o no a la Guardia Nacional”, dijo Trejo de Rosales ante los medios al tiempo que se le acercaba el gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas para pedir disculpas a la alcaldesa por el trato dado por la GNB.

En consecuencia Nelly Álvarez de Trejo, madre de la alcaldesa tuvo que ser trasladada de emergencia a la clínica Falcón con afecciones de la presión arterial como resultado de la agresión de la GNB.

comparte