Fuente: Crónica Uno 

El detective del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Darwin Tovar, de 21 años, recibió un tiro en el corazón mientras se encontraba en las habitaciones de la sede de El Helicoide. En lo que va de año al menos 83 uniformados han sido asesinados en la Gran Caracas.

Archivo

Archivo

Caracas. La mañana del pasado martes 19 de diciembre el detective del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Darwin José Tovar Chirinos, de 21 años, recibió un tiro en el pecho mientras se encontraba en la habitación de la sede ubicada en El Helicoide.

Sus familiares, quienes por medidas de seguridad no quisieron identificarse, comentaron que a las 11:00 a. m. llegaron de comisión y se dirigieron a los cuartos; se quitó su chaleco y se acostó. En ese instante su compañero manipulaba un arma de fuego y se le accionó.

Fue trasladado en una ambulancia hasta la Clínica Atias pero falleció en el camino. La víctima tenía un año de labores en el Sebin. Era de Maracay, estado Aragua, y hasta allá trasladarán su cuerpo para realizar los actos velatorios.

Fuentes policiales indicaron que el arma estaba asignada al detective Henry Sánchez. Las averiguaciones están en manos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

En lo que va de año, al menos 83 funcionarios han sido asesinados en el Área Metropolitana de Caracas, según cifras extraoficiales recopiladas por Crónica.Uno.

comparte