Fuente: El Nacional 

No habían transcurrido 24 horas desde que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, advirtió a la GNB: “No quiero ver más a un guardia nacional cometiendo una atrocidad”, cuando desde las primeras horas de la mañana la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana reprimieron a los manifestantes en el este y el oeste de Caracas, así como en el interior del país.

En la intersección de la avenida Francisco de Miranda con Libertador murió Neomar Lander, de 17 años de edad, quien según los diputados José Manuel Olivares y Miguel Pizarro fue impactado por una bomba lacrimógena. El Ministerio Público comisionó al fiscal 98° del área metropolitana de Caracas para investigar el caso del joven.

Su muerte la confirmó Pizarro, que junto con médicos de primeros auxilios intentó revivir a Lander antes de ser trasladado a la clínica, adonde llegó sin signos vitales. En un video grabado desde un edifi cio próximo se observa cuando el adolescente cayó a pocos metros de una brigada de motorizados de la Policía Nacional Bolivariana.

“A uno no tienen que matarlo por defender un derecho ni por querer un mejor país. Le pregunto al gobierno cómo va a dormir hoy. ¿Cómo duermen cada día que matan a un chamo? A nosotros nos tocó el momento más difícil de la historia, pero no nos vamos a rendir”, expresó el parlamentario entre llanto.

Minutos después el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, afirmó en Twitter que la muerte del joven había sido causada por “presunta manipulación de un mortero artesanal”.

Lander vivía en Guarenas y asistía a clases de bartender en Chacao, contó su tío Mauro Arellano. “¡Basta ya! Hoy lo matan a él, mañana me irán a matar a mí, pero no crean que vamos a dejar de protestar. Cada muchacho que maten es un hijo para mí”, expresó frente a la clínica.

Lander fue uno de los miles de venezolanos que ayer marchó rumbo al CNE para exigirle a los rectores suspender la constituyente.

“Padrino reconoció la actuación criminal de funcionarios de la GNB. Y no es que ahora nos cambian la Guardia por la PNB y van a venir a decir: es que es la policía. La PNB la dirige un general activo de la GNB. Otra ficha de Reverol”, manifestó el gobernador de Miranda, Henrique Capriles.

El joven fue auxiliado en la calle Élice de Chacao, vía de escape de los manifestantes a las 2:00 pm cuando la PNB y la GNB arremetieron con gases y perdigones contra la marcha que partió de Altamira. Reprimieron desde el bulevar de Sabana Grande y la autopista Francisco Fajardo. La movilización se dispersó hacia Chacao, Altamira y Las Mercedes.

El pesar arropó los ánimos de quienes al mediodía celebraron haber desafiado el lapso de ocho días que, según Capriles, se había fijado el presidente Nicolás Maduro para aplacar las protestas. “Devuélveme mi país y devuélveme la libertad.

No creas que nos vamos a rendir. ¡No nos vamos a callar!”, fue el coro que se escuchó varias veces en el este de Caracas.
Persecución 
En el oeste de Caracas la GNB no se retiró hasta asegurarse de que no quedaran manifestantes en la calles. Desde motocicletas dispararon y persiguieron a los ciudadanos.

Del centro comercial La Villa partió la movilización de Montalbán, pero solo pudo avanzar tres cuadras. La GNB bloqueó las calles y comenzó a disparar lacrimógenas.

Cálida Piña, habitante de La Vega, gritó: “El gobierno me está matando en vida. No consigo mis medicinas para la diabetes, salgo a protestar y me castiga”.

En el centro comercial Multiplaza, en El Paraíso, la represión también llegó al mediodía. “Atropellaron a una mujer con su moto y luego nos perseguían. Entretanto, nos lanzaron como 200 bombas”, dijo Juan Arístides, quien se mantuvo en el lugar.

A los guardias nacionales no les bastó con dispersar la manifestación, sino que también atacaron a quienes se resguardaron en el conjunto residencial Terrazas de El Paraíso.
Heridos
El concejal de Caracas Jesús Armas informó que 27 heridos fueron ingresados en la Cruz Roja de Candelaria.

Indicó que la PNB atacó a los manifestantes que se concentraron en la avenida Vollmer.

A las 6:00 pm Salud Chacao había atendido a 28 heridos, 12 por perdigones ­uno se encuentra en terapia intensiva­ y 16 por golpes de bombas lacrimógenas. “Hay más de 200 heridos tras la brutal represión”, afirmó el diputado José Manuel Olivares a las 7:00 pm.

Salud Baruta recibió a 95 personas heridas, 30 de ellas por armas de fuego, 27 por golpes de lacrimógenas y 30 por inhalación de gases.

El defensor del pueblo, Tarek William Saab, informó anoche en Twitter que tuvo acceso a los resultados de la autopsia realizada a Lander. Indicó que el joven presentó “fractura de las costillas 4ta y 5ta, explosión del pulmón izquierdo con derrame hemorrágico interno y quemadura del antebrazo por un explosivo de fabricación artesanal”.

comparte