La Paz. El líder campesino boliviano, Felipe Quispe reconoció sus vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y denunció la “impostura” del Gobierno boliviano por no hacer lo mismo, informa ayer el diario La Razón. Quispe, actual opositor al gobierno de Morales y ex integrante del Ejército Guerrillero Tupac Katari (Egtk), al que también perteneció el actual vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, admitió sus contactos con el fallecido jefe de las Farc “Raúl Reyes” y su simpatía por el grupo, sobre los que había informado esta semana el matutino. Tras destacar a quienes toman las armas cuando creen que es el único camino para lograr objetivos de justicia, Quispe, en un comunicado leído ayer en La Paz junto a él por un colaborador suyo, aseguró que “en esa declaración de simpatías están incluidas las Farc”. Agregó que el Gobierno de Evo Morales se avergüenza de sus orígenes y de sus amigos cuando rechaza vínculos con la guerrilla colombiana. “No podemos ser como el actual Gobierno que desconoce y tiene vergüenza de sus orígenes y de sus amigos, declarando públicamente `no conocer’ a quienes fueron sus aliados y soportes políticos”, dijo el comunicado. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 56. Caracas. 25/07/08 EFE

comparte