Bogotá. La reciente muerte de dos altos jefes de las FARC fue un duro golpe y “estremeció hasta el alma” a la guerrilla, dijo Iván Márquez, comandante insurgente, en una entrevista en la que destacó que tras la caída de Raúl Reyes, Francia se quedó sin interlocutor. Márquez, uno de los siete integrantes del Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), hizo mención a la muerte de Reyes, abatido en un bombardeo colombiano el 1 de marzo, y a la de Iván Ríos, asesinado por uno de sus lugartenientes, citó AP. Ha sido “un golpe muy duro y nos han estremecido el alma. Se trataba de dos comandantes muy valiosos”, dijo Márquez. “La muerte de Raúl, de Iván y de tantos otros, no es una victoria del adversario: es un espejismo. Las FARC no son uno ni dos ni tres ni cinco comandantes ni varias columnas… Comandantes virtuosos en los campos militar y político como Joaquín Gómez y Mauricio Jaramillo han ocupado el lugar de los caídos (Reyes y Ríos, respectivamente), garantizando un Estado Mayor Central cohesionado en torno al comandante en jefe (Manuel Marulanda), al Plan Estratégico de las FARC”, aseguró Márquez. “Por esa consecuencia fatal del artero ataque, no hay hoy interlocutor de las FARC” para buscar la liberación de Ingrid Betancourt, señaló. “A un gobierno mentiroso como el de (Álvaro) Uribe no se le puede dar ningún crédito… La mentira es la punta de lanza de su asquerosa diplomacia”, dijo. Uribe “mintió cuando habló de persecución en caliente (en el ataque a Reyes). Mintió y sigue mintiendo cuando dice que la guerrilla dispara desde Ecuador. Miente cuando dice que las FARC reciben armas y dólares de Venezuela. De haberlo recibido… ya habríamos tumbado mil veces ese gobierno pútrido de Bogotá”, comentó. El vicepresidente colombiano Francisco Santos aseguró que “no hemos abandonado el objetivo de derrotar militarmente a las FARC”, mencionó DPA. “Si las FARC se prestan hoy a negociaciones es sólo porque ya no se hacen ilusiones de que abandonemos nuestra voluntad de aplastarlos en caso de necesidad”, explicó Santos. “Las FARC se encuentran en un proceso de marginalización, tal vez incluso de disolución; han perdido control de regiones importantes desde el punto de vista estratégico, y los desertores son cada vez más”, dijo. En París el escritor colombiano Jorge Botero, próximo a las FARC, dijo que no cree que Betancourt esté tan grave como dicen. Dice que recomendó a las FARC que dieran medicinas y libros a la rehén. Por otra parte, el presidente ecuatoriano Rafael Correa consideró a Colombia como una “muy seria amenaza externa” para el país mientras su ministro de Defensa, Javier Ponce, acusó a ese país de llevar adelante una “guerra mediática” con acusaciones “sin sustento”, por lo que dijo será “difícil restablecer pronto” las relaciones bilaterales. Correa aseguró que “en aras de la fraternidad” con Colombia no volverá a responder posturas de Uribe. Entretanto, las FARC asesinaron en una ambulancia a dos soldados colombianos heridos en un campo minado por la misma organización rebelde. Fuente: El Universal Disponible en: http://noticias.eluniversal.com/2008/04/16/int_art_farc-llaman-duro-go_817009.shtml

comparte