Crédito Últimas Noticias 

Fueron degradados y expulsados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) los once militares detenidos por su presunta participación en el asesinato de 12 personas.

Crédito Archivo Ültimas Noticias

Crédito Archivo Ültimas Noticias

Las víctimas fueron detenidas por los militares el 16 de octubre en pueblos de la región de Barlovento y confinados al sótano de una quinta situada en El Café, cerca de Capaya (Mir), según sus familiares. Pero sus cadáveres fueron desenterrados hace tres días de dos fosas situadas en Aragüita y El Café (Mir).

“El presidente Nicolás Maduro ordenó la degradación y expulsión de los culpEligioables por haber violentado con su conducta los valores y principios que nos representan”, señala un comunicado del Ministerio de la Defensa, difundido ayer.

El escrito especifica que el presidente Maduro ordenó profundizar la investigación así como indemnizar a los familiares de las víctimas fatales. “Reiteramos el categórico rechazo e insondable pesar de la institución por tan penosa situación”, concluyen en el texto oficial.

Hablan los parientes. Ayer en la mañana fueron llevados a la morgue de Bello Monte un grupo de familiares de los 12 fallecidos. La Unidad Criminalística de la Fiscalía le practicó pruebas de ADN para identificar a los fallecidos.

El procedimiento fue custodiado por militares de la Región de Defensa Integral Capital. Se pudo observar la presencia de siete generales y un sacerdote.

“Mi hermano era un tipo sano”, expresó Javier Mejía Martínez, hermano de Yorman Vicente Mejía Martínez (25), uno de los 12 ultimados y sepultados en un fosa.

“A mi hermano se lo llevaron preso el 16 de octubre; estaba cosechando frijoles en una parcela de Yaguapa, cerca de Caucagua, y de allí no lo vimos más”, narró el muchacho desde la Morgue de Bello Monte.

comparte