Fuente: El Nacional 

El Sistema de Defensa contra la Ciberguerra, ideado por el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, comienza a tener forma. La orden, impartida a la estructura militar en enero, ha sido ejecutada y estipula el uso de “informantes”, conocidos como “patriotas cooperantes”.

Crédito El Nacional

Crédito El Nacional

Los mandos de las Zonas Operativas de Defensa Integral preparan sus informes sobre los logros en esta materia, los cuales deberán ser entregados antes del próximo lunes, 27 de marzo, “en físico y digital” a su despacho en Fuerte Tiuna, a un correo especial. “Adiestrar a los comités de seguridad integral de las ODDI (Órganos de Dirección de Defensa Integral) para formar organizaciones del poder popular y, de esa manera, se conviertan en informantes” fue unas de las medidas tomadas desde enero hasta la fecha, revela el radiograma No.52-03390000-0000-0137, que circuló a partir del 22 de marzo en los mandos de las regiones estratégicas integrales de los estados llaneros y al cual tuvo acceso El Nacional.

Las cuatro comandancias, adscritas a la ZODI-Los Llanos, informarán los avances en lo siguiente:

1)      “La organización y formación de las redes comunicacionales;

2)     “Concientizar, no solo a los efectivos de la FANB, sino también a la población civil, sobre la realidad de las vulnerabilidades de la sociedad actual dependiente casi totalmente de las tecnologías de la información y de la importancia de la interacción entre los dos para repeler o disminuir las amenazas de los ciberataques;

3)      “Impartir instrucciones en el área de inteligencia popular a las comunidades organizadas;

4)     “Conformar y organizar a través de asambleas a la población en materia de inteligencia popular;

5)      “Organizar y conformar redes de inteligencia popular;

6)      “Emplear a la Milicia y a los ODDI para establecer redes de inteligencia y contrainteligencia, (y actuar) conjuntamente con los órganos de inteligencia y contrainteligencia del territorio”.

El Ministerio de la Defensa establece que la FANB constituya una Red de Inteligencia Popular para afrontar una eventual “agresión imperial” o cualquier amenaza al país aunque, en el radiograma, se refiere a cómo afrontar una virtual guerra cibernética, definido en el concepto de la “lucha no armada” como “lucha informática” (frente a ataques cibernéticos, virus), según documentos.

El 12 de enero, en el primer Consejo de Ministros del  año, que trató asuntos de la defensa nacional, se constituyó el ODDI, cuya misión es la incorporación del poder popular al Sistema Defensivo Territorial (SDT) bajo la rectoría de las ZODI, pero es el radiograma No.52 que revela el uso de los “informantes”.

En Portuguesa, coordinada por la Comandancia de ZODI-33, existen 14 Órganos de Dirección de Defensa Integral (ODDI) municipales. En el caso de Caracas, la ODDI está bajo el control de la dirigencia del PSUV. Esta instancia se instaló el 12 de enero en un acto en El Calvario, El Silencio, como antesala al Ejercicio Antimperialista Zamora 200, y su presidente es Daniel Aponte, ex jefe del gobierno de Distrito Capital. En el eje político fue comisionado el ex secretario de Seguridad del PSUV, Alexander Nebreda; en el eje económico, Ronald Rivas; en el social, la coordinadora de los CLAP por el PSUV, Griselda Oliveros; en el Comité de Justicia y Orden Interno, Alexander Berroterán, secretario de gobierno del Distrito Capital; en el Comité de Riesgo, Larry Carrera; y en tecnología, Richard Rey.

El objetivo de la ODDI-Capital es tener presencia en las 22 parroquias de Caracas, trabajar con los equipos comunales de la defensa integral de la nación, comunas y los CLAP, bajo la dirección del comandante de la ZODI, general de división Carlos Martínez Stapulionis; el jefe de la REDI-DC, mayor general José Ornellas y la Milicia Nacional. En el operativo Zamora 200, a Fuerte Tiuna se movilizaron 20.324 personas de Caracas, 4 municipios de Miranda, y de Vargas, que recibieron instrucciones para mantener el orden interno frente a “manifestaciones violentas”.
Padrino pide doctrina de ciberdefensa

El ciberespacio es percibido por el Ceofanb  como un nuevo campo de batalla, por lo que los componentes y la Universidad Militar están obligados a idear planes sobre cómo combatir en los big data o en la plataforma digital.

“Es necesario tomar conciencia de una nueva amenaza: los ataques cibernéticos. Por ende, es imperativo desarrollar en la FANB una doctrina de ciberdefensa que contribuya a la creación de una política de Estado de ciberseguridad para la protección de instalaciones críticas o estratégicas y el diseño de planes de defensa y proyectos de adquisición de equipos tecnológicos que permitan establecer una barrera contra los ataques”, exhortó Padrino López a la plana mayor militar, reunida en las instalaciones de Fuerte Tiuna, en enero.

Los comandos proponen, en respuesta, uniformidad y cooperación entre los medios de inteligencia de los diferentes cuerpos de seguridad del Estado y “el pueblo organizado”; e integrar el sistema de inteligencia y contrainteligencia estatal al sistema defensivo territorial.

comparte