Familiares de dos de los sujetos abatidos el pasado domingo en el sector Guanayén, municipio Urdaneta, indicaron que sus seres queridos no se enfrentaron con la comisión de la Guardia Nacional Bolivariana, (GNB), desmintiendo así la versión policial.

Crédito: Archivo Caraota Digital

Crédito: Archivo Caraota Digital

La madre de los hermanos Erikson Daniel Fernández Martinez (20) y José Daniel Fernández Martinez (18), señaló que sus hijos se encontraban en una fiesta en una casa ubicada en San Francisco de Cara, sector Las Casitas de Guanayén y cuando eran las 5:00 am, funcionarios de la GNB irrumpieron la vivienda y amenazaron a los presentes.

“A los que estaban en la fiesta los desalojaron y a mis familiares los arrodillaron para dispararles”, señalaron sus parientes. Informaron que los vecinos escucharon las suplicas de los muchachos pidiéndoles a los funcionarios que no los asesinaran.

Indicaron que los jóvenes no pertenecen a ninguna organización delictiva y que no tenían antecedentes penales. Erikson Daniel FernándezMartinez dejó a su esposa con ocho meses de embarazo y ambos trabajaban como agricultores.
Joven estaba visitando a su madre

Por su parte, familiares de César José Nieves Moraos de 15 años de edad, informaron que el muchacho se encontraba en la zona de visita pues quería pasar unos días con su madre.

Familiares indican que el joven salió de la casa sin decir a donde se dirigía y al día siguiente apareció muerto. El muchacho tenía su residencia fijada en Barlovento, donde vivía con su papá desde hace años.

Fuente: El Periodiquito

comparte