01/04/08. Buenos Aires. El capitán retirado de la marina de guerra argentina, Ricardo Cavallo, llegó ayer a Buenos Aires, extraditado desde España, para ser juzgado por decenas de crímenes durante la última dictadura militar (1976-1983), informó la policía aeronáutica. Cavallo, alias ‘Sérpico’, está considerado uno de los más sanguinarios represores de aquel régimen y su base de operaciones fue el centro clandestino de detención en la Escuela de Mecánica de la Armada, por donde pasaron unos cinco mil prisioneros, en su mayoría desaparecidos. Cavallo apareció esposado y custodiado por policías de Interpol en el aeropuerto de Ezeiza (al sur de la capital), de donde salió a bordo de un carro y en medio de fuertes medidas de seguridad. Entre otros crímenes, se le atribuye la participación en las muertes del escritor argentino Rodolfo Walsh y de la fundadora de la organización de derechos humanos Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor. El gobierno español había decidido en febrero conceder la extradición a pedido del juez argentino Sergio Torres. La Justicia argentina acusa a Cavallo de los delitos de asesinato, detención ilegal, torturas, extorsión, robos con violencia e intimidación y falsificación documental cometidos durante la dictadura. La Fiscalía de la Audiencia Nacional española pedía para Cavallo entre 13 mil y 17 mil años de cárcel. El juez español Baltasar Garzón fue quien consiguió en 2003 la extradición de Cavallo desde México, donde fue detenido. El juicio en España había sido tramitado bajo la acusación de cometer 227 desapariciones de personas, 10 secuestros, 152 lesiones y 407 hechos de terrorismo. En Argentina quedará encuadrado en la investigación en gran escala que se lleva por el funcionamiento de mazmorras donde se cometieron torturas y exterminio de opositores. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 56. Caracas 01/04/08.

comparte