papa-fuente-efe-mas-pequena
Bajo el impulso de Francisco, el Vaticano anunció en marzo su disposición a ordenar y digitalizar sus archivos referidos a la última dictadura argentina (1976-1983), un proceso que ya ha concluido, según un comunicado conjunto emitido este martes por la Santa Sede y la Iglesia argentina. Los documentos hasta ahora clasificados podrán ser consultados en breve por las víctimas, los familiares directos de los desaparecidos y autoridades religiosas.

Conservados en archivos del Episcopado argentino, la Secretaría de Estado de la Santa Sede y la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires, los documentos de la dictadura comenzaron a ser ordenados y digitalizados en marzo a petición de Francisco y como continuación al trabajo iniciado años atrás por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

“Este trabajo se ha desarrollado teniendo como premisa el servicio a la verdad, a la justicia y a la paz, continuando con el diálogo abierto a la cultura del encuentro en el pueblo argentino”, subraya el comunicado de la Santa Sede y la CEA.

Según explicó en su día el secretario general de la CEA, Carlos Malfa, los archivos se refieren principalmente a cartas “que se recibían y contestaban solicitando conocer el paradero de detenidos-desaparecidos o alguna gestión en ese sentido”.

El anuncio de su apertura coincidió en marzo con el 40º aniversario del golpe militar que dio pie a la última dictadura argentina (1976-1983). Durante estos meses, los expertos han procedido a una nueva lectura y clasificación de los documentos.

Pocos días después del anuncio de marzo, el Papa recibió en el Vaticano a algunos familiares de desaparecidos. A la audiencia asistieron Marie-Noelle Erize Tisseau, hermana de Marie-Anne, desaparecida en la provincia de San Juan el 15 de octubre de 1976; Víctor Carvajal, hermano del dirigente comunista Alberto Carvajal, asesinado el 18 de agosto de 1977 en la misma provincia; y Genevieve Jeanningros, sobrina de la monja francesa Leonie Duquet, desaparecida el 10 de diciembre de 1976 en Buenos Aires.

La dictadura uruguaya, el siguiente objetivo

Además de la apertura de los archivos de la dictadura argentina, Francisco también ha mostrado su disposición para que sean de conocimiento público los documentos en poder de la Santa Sede relativos a la dictadura uruguaya (1973-1985). El Papa, que ha recibido en varias ocasiones a dirigentes de organizaciones de Derechos Humanos de Argentina, ha transmitido siempre su deseo de que se abran todos los archivos relativos a los regímenes totalitarios del Cono Sur.

La apertura de los archivos de la dictadura argentina en poder del Vaticano coincide con el anuncio realizado hace unos días por el presidente francés, François Hollande, de desclasificar documentos de la dictadura. El mandatario le había hecho esa promesa al presidente Mauricio Macri durante el encuentro que mantuvieron en Argentina en febrero. Para realizar esa desclasificación, el Gobierno francés ha pedido la colaboración de la Casa Rosada. Los archivos en poder del Elíseo podrían contener información sobre los asesinatos de Alice Domon y Leónie Duquet, dos monjas francesas desaparecidas en Argentina durante el régimen militar.

Estados Unidos también se sumó este año a la desclasificación de archivos, tras la visita a Argentina que realizó el presidente Barack Obama en marzo. Unos meses después, en agosto, el Gobierno de Mauricio Macri entregaba a los organismos de Derechos Humanos (solicitantes de esa apertura de archivos) documentos de 14 agencias de Estados Unidos en los que queda de manifiesto la participación de Washington en el denominado Plan Cóndor, la estrategia conjunta de las dictaduras del Cono Sur para eliminar a sus adversarios políticos.

Fuente: El Mundo España. http://www.elmundo.es/internacional/2016/10/25/580f6192268e3ea61f8b479c.html
Imagen: EFE

comparte