Caracas. El jefe castrense aseguró que el plan de acción se manejo con estricto sigilo. El general Freddy Padilla, comandante de las Fuerzas Militares, cuenta que 72 horas antes del rescate ni los pilotos de los helicópteros sabían a dónde irían. –¿Qué permitió infiltrar a las FARC? –La voluntad de querer hacerlo, el avance de la seguridad democrática y la situación de las FARC. –Vamos a la Operación Jaque… –En mayo, la información recopilada comienza a tener un direccionamiento estratégico. Se cambia la intención del uso de la inteligencia, no para hacer una operación de tropas especiales sino para una combinación de las dos, dando prioridad a la inteligencia militar y teniendo como una segunda fase o un plan B el empleo de las tropas para un cerco humanitario. –¿Ustedes lograron ubicar el sitio gracias a la información que obtuvieron de Pinchao y de otros rehenes? –No. La verdad es que son las mismas FARC las que nos dicen donde van a estar. Ellas seleccionan su sitio. –¿Cómo se guardó el secreto de la operación? –Se centralizó el conocimiento de los datos bajo las órdenes del Comando General de las Fuerzas Armadas. Cuando se construyó el plan, se fue dando la información para su participación a las personas estrictamente necesarias. –¿Cuándo pintaron los dos helicópteros? –72 horas antes obtuvimos la autorización del Ministro de Defensa para pintarlos. –¿En dónde? –En un sitio especial. Luego se movieron a la base de Tolemaida a un lugar donde nadie los vio. Llegaron de noche y se metieron en un hangar al que estaba prohibido acercarse. En ese momento ni los pilotos sabían para qué eran esos helicópteros. Les pregunté si estaban dispuestos a cumplir una misión en la cual existía un altísimo riesgo de que murieran o quedaran secuestrados. Ellos dijeron que sí. –¿Cómo seleccionaron a las nueve personas que iban en el helicóptero? –Por el papel que iban a desempeñar. Inteligencia militar es donde más continuidad hay, donde un subteniente pasa todo el tiempo haciendo su trabajo en distintos niveles, pero dentro de esa especialidad. –¿Pero qué características tenían esas personas? –Tenían que ser capaces de hacer que alguien como César se sintiera cómodo y de dominarlo mentalmente y muy rápido. –¿Cuándo viajan? –El personal del helicóptero se mueve de Tolemaida hasta un lugar cercano al objetivo la noche anterior a la operación. La hora que se fijó para estar en el objetivo que se ordenó tuvo un retraso de 3 minutos, nada comparado con todas las variables que se manejaron, incluyendo la del mal tiempo. Calculamos que el helicóptero debía permanecer 10 minutos en tierra y se demoró mucho más. –¿Cómo habían calculado esos 10 minutos? –Con base en mirar una y otra vez qué hicieron las misiones humanitarias que rescataron a Clara Rojas, simulando situaciones parecidas. –¿Hubo recompensas para alguien en esta operación? –Esta operación no demandó un solo peso de recompensa –¿Qué esperan ahora, si ya tienen infiltrado todo esto? –Perseverar. –¿Cuándo se conocerá toda la verdad de la operación? –De pronto nunca. Fuente: El Nacional. Mundo/14

comparte