Fuente: Venezuela al Día 

Dos personas han sido asesinadas en lo que va de más tras el mismo modus operandi, que involucra la actuación del CICPC. En el caso más reciente se trata de un menor de edad que se trabajaba como vigilante en una construcción en Fuerte Tiuna.

Ciudad Tiuna

Como Kelvin Leonel Serrano Aquino fue identificado el menor de edad que perdió la vida en circunstancias que avivan las tesis del ajusticiamiento por parte de efectivos policiales. Los hechos ocurrieron este martes en el apartamento A-13 de la Torre 18 en Ciudad Tiuna, un sector del que se ha apodera la violencia y las mafias.

Su madre Perla Serrano relató al diario El Nacional, que la familia dormía cuando en horas de la madrugada de manera violenta ingresaron efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), la sacaron a la fuerza con sus otros dos hijos, también menores de edad, y posteriormente amordazaron y cortaron la cara a Serrano Aquino. También le propinaron un tiro en el pecho.

Estudiante de Comunicación Social es asesinado para robarle su celular
Tanto la señora como sus dos hijos fueron llevados a la delegación de ese cuerpo policial en El Paraíso, mientras que Kelvin Leonel fue trasladado al Periférico de Coche, donde llegó sin signos vitales.

“Mi hijo no tenía antecedentes y nunca había estado preso”, aseveró la madre del joven que se desempeñaba como vigilante de una obra de construcción en el Fuerte Tiuna. En circunstancias similares esta semana fue asesinado por funcionarios del CICPC un hombre en el sector de Petare.

La abogado y activista de derechos humanos, Rocío San Miguel, divulgó la información refiriéndose al suceso como un ajusticiamiento.

 

comparte