Bogota. Gobierno autorizó gestión de delegados europeos. Enviados se habrían reunido con líderes de las FARC en la selva. El Gobierno colombiano confirmó ayer que autorizó el ingreso de dos delegados europeos para el intercambio humanitario para que sostuvieran un encuentro directo con el secretariado de las FARC, dirigido a la liberación de todos los secuestrados. “Me permito comunicar que dos delegados europeos ingresaron en los últimos días a Colombia, pidieron al Gobierno autorización para desplazarse a ese encuentro directo con el secretariado de las FARC”, dijo el vocero de prensa de la Casa de Nariño, César Mauricio Velásquez, a Radio Caracol. No aclaró si el encuentro ya se produjo, tampoco precisó los nombres de los autorizados para adelantar los contactos con la subversión. Horas antes, medios locales indicaron que delegados de Francia y Suiza se habrían reunido en las montañas de Colombia con el máximo jefe de las FARC, Guillermo León Sáenz, alias Alfonso Cano, o con miembros del secretariado de esa guerrilla. Según Noticias RCN, en la reunión participaron Cano y los delegados internacionales y tuvo el aval del presidente colombiano, Álvaro Uribe, quien dio todas las garantías para que la misma se cumpliera. Este sería el primer contacto que el nuevo jefe de las FARC acepta con delegados internacionales después de la muerte del líder histórico Manuel Marulanda Vélez, Tirofijo. A este encuentro habrían asistido Noel Sáenz, delegado de Francia, y Jean Pierre Gontard, por Suiza, según los medios locales. Por su parte, la página electrónica del diario El Tiempo indica que a la cita asistieron parte de los miembros del secretariado de las FARC. Prudencia. La Iglesia Católica colombiana llamó al diálogo y a la prudencia al presidente Uribe y a la Corte Suprema de Justicia para que acaben con los enfrentamientos. Ambos poderes se acusaron de haber cometido delitos. El secretario general de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Fabián Marulanda, expresó que están dispuestos a prestar sus buenos oficios para solucionar el enfrentamiento que está polarizando al país. “Lo mejor es el diálogo objetivo para que se piense en lo que es mejor para el país. Invitamos a poner por encima los intereses del país por sobre los personales y de partido,” dijo. Las afirmaciones del monseñor se conocen después de que la Corte Suprema de Justicia solicitó a dos altos tribunales que revisen la eventual ilegalidad de la reforma constitucional que permitió la reelección de Uribe. Fuente: El Nacional. Mundo/14

comparte