Caracas. El presidente de la República, Hugo Chávez, activó ayer siete nuevos batallones del Cuerpo de Reserva y Movilización Nacional, que se desempeñarán en localidades alejadas de las capitales de estado, y se suman a los 42 que ya funcionan en el país. En el acto previo al desfile en conmemoración del VI aniversario del Día del Rescate de la Dignidad (por la retoma del poder entre el 12 y 13 de abril de 2002) y el tercer año de la creación del Comando de la Reserva y Movilización Nacional, el Jefe de Estado hizo entrega de los estandartes de cada batallón a los siete comandantes que los encabezarán. Los oficiales que comandarán las nuevas agrupaciones son el tcnel. José Arévalo Leal, del batallón “Combate de Curvatí”, ubicado en Santa Bárbara (Bar); tcnel. Genadio Leal Castillo, “Combate del Coroso”, Libertad (Bar); mayor Rafael Darío Bello, “Cerrito Blanco”, Carora (Lar); tcnel. Luis Bastela Rojas “Santiago de Cabrutica”, Caicara del Orinoco (Bol); mayor Hugo Benavides Marchán, “Batalla de Angostura”, Tumeremo (Bol); Johnny Correa Bastidas, “Batalla de Calabozo”, municipio Miranda (Guá); y el mayor Luis Rodríguez Romero, “Batalla de Ospino” (Por). El Primer Mandatario expresó que los de la Reserva son batallones populares para la resistencia, y que no son sino el “pueblo en armas”. “Venezuela está amenazada permanentemente por el imperialismo, debemos continuar fortaleciendo nuestra capacidad defensiva”, aseguró. El Presidente otorgó la “Cruz de la Medalla de la Reserva”, al primer comandante del Cuerpo de Reserva, el G/D (r) Julio Quintero Viloria; al ex ministro de la Defensa G/J (r) Jorge García Carneiro; y al actual titular castrense; G/J Gustavo Rangel, quien comandó el cuerpo especial en 2006. Unidad. El presidente Chávez recordó que seis años atrás “al mediodía crujía la patria. El imperialismo y sus lacayos arremetieron contra el pueblo bolivariano”, y añadió que “ahora estamos más unidos que nunca para decirle al imperio que Venezuela está resguardada”. Posteriormente, luego de terminado el desfile, el Primer Mandatario Nacional resaltó la necesidad del compromiso con el proceso revolucionario. “Lealtad plena y profunda con nosotros mismos, nuestras raíces históricas, cada soldado debe recordar de dónde venimos, el compromiso jurado con la patria”, agregó. Dirigiéndose a todos los generales, almirantes, oficiales superiores, subalternos, suboficiales y soldados, expresó: “La patria es la revolución, sin revolución no habría patria”, y pidió entregar “la vida entera a la revolución” que, dijo, “requiere mucha unidad”. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 18. Caracas. 13/04/08 José Luis Carrillo

comparte