Fuente: El Estímulo 

10militares buscaban proclamarse como ganadores en las elecciones regionales, proceso en el que se jugaban 23 puestos de poder estatal. Al menos, esa fue la apuesta anunciada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para los comicios que se llevaron a cabo el pasado domingo 15 de octubre. No solo el rojo es el color que figura en el oficialismo.

Crédito El Estímulo

Crédito El Estímulo

Ramón Carrizalez (Apure), Rodolfo Marco Torres (Aragua), Justo Noguera (Bolívar), Carmen Meléndez (Lara), Carlos Mata Figueroa (Nueva Esparta), José Gregorio Vielma Mora (Táchira), Henry Rangel Silva (Trujillo), Jorge Luis García Carneiro (Vargas), Julio León Heredia (Yaracuy) y Francisco Arias Cárdenas (Zulia) pretendían sentarse en el palacio regional de cada estado venezolano.

Camuflados bajo el rojo chavista, solo siete lograron ganar en los estados donde se lanzaron.

Esto es el 30,43% de las gobernaciones de Venezuela bajo el control de un miembro retirado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Un porcentaje menor al registrado en los comicios regionales de 2012, cuando 12 políticos con formación militar resultaron ganadores. El 52,17% del total nacional.

Del grupo de políticos-militares airosos el 15 de octubre, destacan tres exministros de la Defensa: Meléndez (Lara), Rangel Silva (Trujillo) y García Carneiro (Vargas). Solo un extitular castrense sale del mapa político regional: Carlos Mata Figueroa no pudo repetir en Nueva Esparta.

En los estados Apure, Trujillo, Yaracuy y Vargas el poder militar se mantiene con candidatos que repiten gestión, de los siete que querían la reelección en el cargo.

Mientras que en Bolívar y Lara el control castrense es sustituido por un nuevo gobernante también con historial militar: al mayor general de la Guardia Nacional Bolivariana, Justo Noguera Pietri, se le adjudicó el cargo en Bolívar por el general del Ejército, Francisco Rangel Gómez; la almirante Carmen Meléndez ocupó el puesto que dejó el suboficial del Ejército, Henri Falcón, en Lara.

El único estado que estrena el color verde militar es Aragua. Rodolfo Marco Torres, el general de Brigada del Ejército, antiguo director del Banco de Venezuela y ministro para las Finanzas, obtuvo la mayoría de votos, ocupando el cargo que dejó Tareck El Aissami, actual vicepresidente de Venezuela.

Los estados Nueva Esparta, Táchira y Zulia se tiñen de azul con Alfredo Díaz, Laidy Gómez y Juan Pablo Guanipa, respectivamente, todos miembros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Carabobo va a con Rafael Lacava, Guárico con José Vásquez y Portuguesa, la entidad donde el chavismo obtuvo el mayor porcentaje de votos en todo el país (más del 70%), el contralmirante Reinaldo Castañeda dejó el poder a Rafel Calles, un TSU en informática.

Cuatro de los gobernadores electos con pasado militar tienen sanciones por los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

Rodolfo Marco Torres por presuntos hechos de corrupción en la importación de alimentos mientras desempeñaba su cargo de ministro. Carmen Meléndez fue castigada con medidas que afectaban sus finanzas luego de que fuera vinculada con la polémica y plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente.

El nombre de Henry Rangel Silva salió a relucir en la lista de “narcotraficantes activos” de Estados Unidos, junto a otros nueve altos funcionarios venezolanos. Y Justo Noguera Pietri, el mayor general que fue sancionado por Washington al comandar la represión de las protestas opositoras de 2014, además de participar en la entrega del dirigente de partido político de oposición Voluntad Popular, Leopoldo López.

comparte