Quito. El presidente venezolano se solidarizó con decisión de su par andino Correa designó a la cúpula de la Fuerza Armada y dijo que investigará las posibles infiltraciones. El viceministro de Defensa de Ecuador, Miguel Carvajal, descartó la posibilidad de una sublevación militar contra el presidente Rafael Correa, quien enfrenta un malestar de la cúpula castrense por denunciar la infiltración de la CIA en los cuerpos de inteligencia. “No creo que exista ningún riesgo de que sectores de las Fuerzas Armadas puedan tener alguna actitud contraria a la legalidad y a la constitucionalidad”, dijo el viceministro. Correa denunció el viernes que el servicio de inteligencia ecuatoriano está “totalmente infiltrado por la CIA”, algo que prometió combatir aunque le costara la Presidencia. El miércoles renunciaron el ministro de Defensa, Wellington Sandoval y los comandantes del Comando Conjunto y del Ejército por las acusaciones. “Las Fuerzas Armadas ecuatorianas, como han dado muestras, son absolutamente institucionales, son muy profesionales y son un ejemplo importante en la región andina y en Latinoamérica”, dijo Carvajal. Sin embargo, añadió que miembros de la institución pueden cometer errores, y que “para ello existen normas y regulaciones”. El presidente ecuatoriano nombró a los nuevos jefes. El general Fabián Varela ocupará el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas; el general Luis González, la comandancia del Ejército, el general Rodrigo Bohórquez la Fuerza Aérea y el general Jaime Hurtado Vaca la comandancia de la Policía. “No vamos a permitir que nuestros servicios de inteligencia no respondan al Gobierno nacional legítimo, representante del pueblo ecuatoriano”, dijo Correa en la ceremonia. Señaló que una comisión civil militar investigará “las conexiones ilegítimas de ciertos oficiales y servicios de inteligencia con agencias extranjeras, para conocer la verdad y terminar con estas prácticas”. En Caracas el presidente Hugo Chávez apoyó a su par ecuatoriano. “Correa ha denunciado lo que aquí ya nos ocurrió. Nadie puede chantajear a un presidente cuando ese presidente está ahí por la voluntad de la mayoría y no por acuerdo con la oligarquía”, indicó. Fuente: El Nacional. Mundo/11

comparte