Fuente: El Nacional 

A 54 días del plazo que dio la Organización Internacional del Trabajo al gobierno para presentar sus alegatos frente a las quejas de Fedecámaras y de la Unidad de Acción Sindical sobre el incumplimiento oficial del diálogo social tripartito, el Ejecutivo viola una vez más el convenio 144 de la OIT con la creación de los Consejos Productivos de Trabajadores, denunciaron fuentes laborales.

Crédito OIT

Crédito OIT

“De acuerdo con las directrices de la OIT, los gobiernos fungen de mediadores entre los empleadores y los trabajadores en diálogos consensuados. Con los CPT el gobierno y los militares imponen unilateralmente sus criterios para implantar el modelo totalitario socialista con el que pretenden anular los sindicatos, representantes legítimos de la clase obrera”, advirtió José Elías Torres, directivo de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, miembro de la UAS.

Para Maryolga Girán, asesora de Conindustria, la figura equivale a los Consejos de Trabajadores de los países comunistas. “Además de la OIT, el gobierno contraría la Ley Orgánica del Trabajo que encarga a la Asamblea Nacional aprobar una ley especial para la creación y funcionamiento de los consejos de trabajadores. La LOT no menciona en ninguna parte los CPT y menos su creación por decreto”, dijo.

A comienzos de noviembre, el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de los consejos de trabajadores, que se formalizó en el decreto 17 en el que se establece que los ministerios del Trabajo y de Defensa y el Comando Estratégico Operación de la Gran Misión regularán su funcionamiento.

El gobierno, a través de los ministerios del Trabajo, Defensa, Juventud y Deporte, y de la Mujer, designará los siete integrantes de los CPT –tres trabajadores de empresa más un representante por la juventud, la Unión Nacional de Mujeres, la milicia bolivariana y la Fuerza Armada Nacional– con lo que los trabajadores y los empleadores no participan en la creación y funcionamiento de esos consejos.

Girán y Torres alertaron que esta nueva medida profundiza la militarización de las relaciones laborales cuya esencia es 100% civil, además de que no resuelve el problema de fondo: la caída de la producción, el desabastecimiento y la inflación.

Según el decreto, los CPT podrán crearse en cualquier empresa, pública o privada fundamentalmente de los sectores de alimentación, salud, higiene personal y aseo del hogar.

Leonel Grisett, del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica, afirmó: “Los CPT son un cambio de nombre para el control obrero que se aplicó en las empresas básicas de Guayana y fue un rotundo fracaso”.

comparte