Bogotá. Las autoridades colombianas presentaron ayer a los dos guerrilleros de las Farc que estaban custodiando al grupo de 15 ex rehenes liberados por el Ejército en una zona selvática. El comandante del Ejército, general Mario Montoya, expresó que pedirá que los rebeldes Gerardo Aguilar, alias César, y Alexander Farfán, conocido como Enrique Gafas, sean extraditados a Estados Unidos por sus delitos para que se “pudran en una cárcel”. Los dos importantes líderes de las Farc fueron calificados por las autoridades como los “carceleros” de las personas que mantuvieron secuestradas hasta por diez años. Montoya dijo que alias César, considerado jefe del frente primero de las Farc, fue golpeado “porque hubo necesidad de neutralizarlo dentro del helicóptero y estaba previsto que le aplicáramos algunas llaves de sujeción, pero la resistencia de él fue mayor y por eso está golpeado”. Los insurgentes no emitieron declaraciones cuando fueron presentados a la prensa, pese a que los reporteros les preguntaron sobre sus actividades dentro de la guerrilla. “Con ese silencio ellos están aceptando toda la maldad que han hecho a todos los colombianos, ese silencio es elocuente”, sostuvo el jefe castrense, quien precisó que los dos rebeldes serán procesados por rebelión, narcotráfico y secuestro. Durante la rueda de prensa, el general Montoya presentó las cadenas con que los guerrilleros amarraban a los rehenes que mantenían en su poder. “Es increíble que el ser humano llegue a ser tan malo… El terrorismo de las Farc no tiene límite”, añadió. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 66. Caracas. 04/07/08 DPA

comparte