Caracas. Tripulantes también regresaron al país. El príncipe Guillermo de Gales estaba a bordo de la embarcación británica que localizó la lancha con 907 kilos de cocaína. Los cinco tripulantes de la embarcación La Nina –hallada en el mar Caribe el sábado con 907 kilos de cocaína– fueron entregados a las autoridades venezolanas junto con el cargamento. La Embajada de Estados Unidos informó que el ciudadano sueco, los dos venezolanos y los dos mexicanos capturados a 280 millas náuticas de Barbados serán investigados y procesados por el Gobierno de Caracas en vista de que la embarcación es de bandera nacional. Fuentes extraoficiales apuntaron que los guardacostas estadounidenses entregaron a los sospechosos y el cargamento en el estado Nueva Esparta. Aunque presumen que las autoridades venezolanas deben arrestarlos y destruir el alijo de cocaína aclararon que ninguna fuerza internacional tiene capacidad para seguir de cerca el proceso judicial de los tripulantes o el destino de la droga. La lancha fue interceptada por un barco de la Marina Real Británica. Los tripulantes dijeron que la embarcación tenía problemas mecánicos y aseguraron que zarparon desde Puerto La Cruz. Tras obtener la autorización del Gobierno venezolano, un equipo de patrullaje estadounidense registró la nave y encontró el cargamento de presunta cocaína que sería comercializada en Estados Unidos y África. El bote se hundió después de ser desalojado. Nobleza al rescate. Medios británicos informaron que el príncipe Guillermo de Gales iba a bordo del HMS Iron Duke, fragata que detectó la lancha La Nina a través del rastreo en un helicóptero. El monarca goza actualmente del rango de segundo subteniente y se graduó como piloto de la Fuerza Aérea Británica. El segundo en la línea sucesorial del trono británico formó parte del operativo porque participa en un programa de entrenamiento militar en las aguas del Atlántico Norte. El comandante de la fragata, Mark Newland, indicó que “el hallazgo es un excelente principio para su intervención como cuerpo de patrullaje internacional”. La incautación de la droga fue posible gracias a que las autoridades estadounidenses apelaron a un acuerdo de cooperación entre Caracas y Washington para la lucha contra el narcotráfico en aguas internacionales. Fuentes militares explicaron que aun cuando la Armada no participó directamente en el operativo, la retención del cargamento pasará a engrosar las estadísticas venezolanas de decomiso de droga. Funcionarios estadounidenses, que declararon bajo la condición de anonimato, señalaron que el cargamento iba a Europa o África. Fuente: EL Nacional. Sucesos/13 Valentina Oropeza

comparte